viernes, 28 de abril de 2017

El gato que curaba corazones - Rachel Wells



Título: El gato que curaba corazones
Autora: Rachel Wells
Publicación: Duomo, marzo de 2017
Páginas: 384

¿Puede un gato cambiar tu vida?
Déjate sorprender.

Conoce a Alfie, un gato que te enamorará. Un protagonista dulce y simpático que tiene la capacidad de ayudar a las personas a encontrarse a sí mismas.

Una novela que regala felicidad y te recuerda que la vida siempre depara sorpresas.
 Como a cualquier otro gato, a Alfie le encanta pasarse el día dormitando en el sofá, delante de la chimenea. Le basta con unas cuantas caricias y algún que otro ronroneo para ser feliz, pero, de repente, se verá obligado a abandonar el hogar en el que se ha criado, se encontrará solo y perdido por las calles de Londres. Todo cambia al llegar a Edgar Road, un lugar lleno de jardines y preciosas casitas unifamiliares. Alfie comprende enseguida que solo allí conseguirá sentirse de nuevo como en casa. Únicamente allí podrá encontrar una nueva familia.
Los habitantes del barrio, sin embargo, aún no están preparados para acogerlo. Demasiado absortos en sus problemas, no tienen tiempo para ocuparse de él, aunque pronto descubrirán que Alfie no es un gato cualquiera, sino que tiene un don especial: capaz de intuir los deseos mejor guardados de las personas, Alfie también puede reparar lo que el destino ha roto en sus vidas y escuchar la melodía silenciosa de sus corazones.

Mis impresiones

Quien tenga o haya tenido alguna vez un gato, como siempre ha sido mi caso, sabe que son unos compañeros muy singulares. Son inteligentes, curiosos, cabezotas, perezosos y muy mimosos. A los gatos les gusta dormir junto a sus dueños y si tienen la ocasión pasarán encima de ellos el mayor tiempo posible.

“Me estaba haciendo el dormido, pero en realidad tenía las orejas bien tiesas para escuchar lo que estaban diciendo mientras intentaba, al mismo tiempo, no sacudir la cosa por los nervios. Me había acurrucado en el sillón favorito de Margaret –o, mejor dicho, en el que había sido su sillón favorito- y desde allí observaba a su hija y a su yernos hablar de lo que iba a ocurrir y a decidir mi futuro.”

Alfie es un gatito gris de cuatro años que acaba de perder a su dueña. Con Margaret era muy feliz ya que podía pasarse todo el día haciendo lo que más le gustaba como dormitar en el  sofá y siempre tenía mimos y muestras de cariño. Sin embargo, tras la muerte de Margaret, Alfie escucha a su hija diciendo que le buscarán un lugar en una protectora. Ya le habían hablado otros gatos de este tipo de sitios y el minino no quiere acabar allí así que toma una decisión: huir y cambiar su destino.

Los primeros días en la calle son confusos y muy duros. Él no sabe nada del mundo. No sabe cazar ni buscar alimento, no sabe cruzar una calle, tiene frío, la lluvia le horroriza y le atemorizan los peligros que hay ahí fuera. Así que, aconsejado por un gato que conocerá, ideará un plan que le proporcione la vida que desea. Así que cuando llega a Edgar Road piensa que la calle es un paraíso. Allí pretende convertirse en un gato de portal en Edgar Road y encontrar una nueva familia. ¿Lo conseguirá?

El gato que curaba corazones es una de esas historias frescas, ligeras y entretenidas que con cierta carga emotiva nos enseñan que en la vida vamos cerrando capítulos constantemente. A veces son mejores, otras veces son peores pero que pase lo que pase hay que tener esperanzas en el mañana. Aunque en un momento dado veamos muy oscura la situación las cosas pueden terminar solucionándose. O por los menos si una puerta se cierra definitivamente, otra se abrirá y al cruzarla encontraremos nuevas ilusiones. También creo que es una novela que nos avisa de que no podemos quedarnos sentados y ver la vida pasar si no que debemos ser nosotros mismos los que luchemos para cambiar ese presente que no nos gusta.

En la novela iremos conociendo las aventuras y desventuras de Alfie en su periplo hacia la búsqueda de la felicidad mientras nos irá presentando a los personajes humanos que tendrán también su protagonismo en la historia. Ellos han tenido que abandonar sus vidas anteriores por diferentes motivos y como Alfie están buscando su lugar en el mundo. El gatitoe será una pieza clave en sus nuevas vidas y hará todo lo posible por ayudarlos.

Alfie es un gatito inocentón, mimoso y dependiente del ser humano que repentinamente un día se encuentra en la calle. Está acostumbrado a la seguridad y la comodidad de un hogar pero sobre todo necesita cariño. La calle es un lugar completamente desconocido para él, no entiende las reglas de supervivencia y se enfrentará a muchos peligros. Así irá espabilando y dándose cuenta de que ya no cuidará nadie de él, aprende a hacerlo él mismo. Cuando Alfie llegue a Edgar Road con el objetivo de establecerse allí irán apareciendo una serie de personajes (a quienes conoceremos a través de los ojos del felino) humanos cuyas historias iremos conociendo.

Claire es una joven de treinta y ocho años que acaba de mudar y se pasa el día llorando muy triste. Además cada vez está más delgada y su afición a la bebida es preocupante. Jonathan también es nuevo en el barrio, vive solo y es un tipo con muy mal humor al que parecen no gustarle los gatos. No. Definitivamente estos no representan un buen hogar para Alfie. Así probará con otros dos hogares. Poll y James acaban de mudarse por temas laborales. Tienen un pequeño bebé y aunque todo parece normal, algo no acaba de encajar. Francesca y Thomasz tienen tres hijos y son emigrantes de Polonia. Al igual que Alfie echan de menos su hogar. Sienten que no encajan y la gente tampoco les ayuda a encontrar su hueco.

Con estos personajes la autora toca temas tan dispares como el desengaño amoroso, la regresión en la carrera laboral, la depresión post-parto, la soledad, la violencia en el hogar, el racismo o la intolerancia. Son cuestiones en las que no profundiza demasiado puesto que la estructura tampoco creo que se preste a ello. Hubiese quedado demasiado forzado.

En cuanto al estilo narrativo es una de esas novelas que prácticamente se leen del tirón. Narrada con agilidad, frescura, desenfado y dinamismo será Alfie, el protagonista, de forma muy simpática (también hará sus travesuras) quien nos la narre en primera persona. No es en principio una novela que destaque por su originalidad puesto que ya he leído otras narrada desde la perspectiva de algún animal pero sin duda es una historia que cautiva por su sencillez y emotividad. Vamos a ver el mundo desde la perspectiva de un gato que nos cuenta cómo ve él el mundo humano con comportamientos que no acaba de entender y las relaciones que se establecen entre unos y otros.

Conclusión

El gato que curaba corazones me ha resultado una lectura simpática, agradable, entretenida y moderadamente emotiva. Agradezco a la autora que no la haya convertido en un drama lacrimógeno y opte por lanzarnos un mensaje lleno de positividad.

           

26 comentarios:

  1. Es cosa mía o últimamente hay mucha novela con gatos? En mi librería tienen un estante con novelas con gatos. Y la cosa es que no sé, me cuestan este tipo de novelas, aunque empieza a picarme la curiosidad y coger una para ver qué tienen de particular.
    Esta podría no ir mal, por eso de que evita el dramón
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo es que no me veo leyendo una novela protagonizada por un gato, no puedo...
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría leerlo aunque tampoco está entre mis prioridades
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo he tenido gatos y para mí es la mascota perfecta. ¡Me encantan! Estoy deseando leer este libro; lo tengo en la lista de espera y caerá muy pronto...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Tiene muy buena pinta, lo voy a dejar como pendiente. Besos

    ResponderEliminar
  6. Yo desde luego no acabo de verme leyéndolo, pero curioso es.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Parece una monosidad, pero no sé si me animo con él.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  8. A pesar de lo que cuentas y de que parece una novela bonita, no me llama mucho la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Las novelas con animales protagonistas me frenan mucho.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Yo hay pocas cosas que me resista a leer, pero las historias protagonizadas por animales son una de ellas... :(
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Ay Albanta, que me imagino que la muerte de la dueña de Alfie será en las primeras páginas, pero no me lo destripes así repentinamente, jeje, que me he quedado patitiesa. Lo vi en el blog de Meg Raven, El cuervo de alas rotas, y lo compré en cuanto pude. Me encantan los gatos, ya sabeís que tenía dos y ahora solo me queda Tras, y además hace años (a raíz de la muerte de otro gatito) intenté escribir una novela desde el punto de vista de un gato, y claro... no quedó nada bien, jeje. Así que en cuanto vi este me dije: mira lo que yo quería hacer yo pero que seguro está mejor hecho. Así que ahí está, en mi estantería esperando el hueco para ser leído, porque además me viene genial para mi reto de Literigatos, :)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  12. Hola!

    Yo soy incapaz de leer novelas que tengan algo que ver con animales; empatizo mucho y lo paso muy mal.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Yo soy más de perros que de gatos, pero me pasa lo mismo que a Eyra, lo paso fatal con las novelas que tengan que ver con animales.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Con esta novela no me animo, por eso la dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  15. He leído algún que otro libro parecido, pero igualmente se me antoja muy apetecible. Se ve una historia ligerita y a la vez entrañable.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar
  16. A pesar de las buenas impresiones, no acaba de llamarme como para ir a por él, lo dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Parece una lectura agradable y emotiva, así que ya está más que apuntada.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  18. A pesar de que me gustan mucho los gatitos , los libros ya no tanto. Este lo dejo ir.

    ResponderEliminar
  19. Estoy viendo buenas opiniones, pero no termino de animarme con este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  20. Me lo ofreció la editorial pero le dije que no porque estaba hasta arriba. Estoy segura de que la hubiera disfrutado, parece una lectura tierna y entretenida.

    Besitos

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola!
    Estoy deseando leerlo, todo lo que tenga que ver con animales me llega al corazon ^^
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias por tu completa reseña. Aun asi, este libro, no termina de convencerme. Voy a pensármelo.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  23. Lo tengo y sé que me va a gustar. Ya tengo ganas de conocer a Alfie

    ResponderEliminar
  24. Éste no creo que sea para mi, entre otras cosas porque soy poco de gatos, jajaja

    Bs.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola!
    Me ha gustado tu reseña pero no creo que lo lea, no me llaman los animales protagonistas.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. hola! muy interesante tu propuesta, amamos los gatos y tenemos uno, son muy tiernos asi que veremos de leerlo.excelente tu reseña compartimos esta y otras de tu blog que nos llevamos. saludosbuhos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!