sábado, 22 de abril de 2017

La última habitación - Carlos Navas



Título: La última habitación
Autor: Carlos Navas
Publicación: Createspace Independent Publishing Platform, noviembre de 2016
Páginas: 220

Todo edificio guarda secretos. El célebre y enigmático edificio Secret Garden, situado a las afueras de Madrid, no es una excepción. Su fachada de piedra natural y color negro azabache, esconde, tras sus paredes, la versión más siniestra e inquietante de la naturaleza humana.

Este libro recoge las llamadas telefónicas registradas en el interior del edificio "Secret Garden" y en zonas colindantes, durante la noche del viernes 27 de Noviembre de 2015.

Un edificio donde el mal se desata de la manera más atroz, depravada e imprevisible.
Secretos que convierten el día a día en una infame rutina.
Secretos sin escrúpulos que siembran de pánico tu existencia.
Secretos que esconden el verdadero infierno de la vida, y que perduran ocultos sin ningún tipo de castigo...

...hasta esta noche.

Esta noche, alguien va a descubrir esos secretos.

Un thriller de suspense y terror psicológico con un desenlace sobrecogedor e imprevisible.

Mis impresiones

La última habitación me llamó la atención por su sinopsis en el que se promete un argumento oscuro y con mucho suspense. Pero además todas las opiniones que había leído sobre este libro iban en la misma dirección. Y es su originalidad. Con estas dos premisas tenía que hacerle un hueco.

La última habitación no es una novela al uso. De entrada su estructura es muy original ya que no hay ninguna narración lineal. Esta novela recoge un extracto de las conversaciones a través de llamadas telefónicas registradas en el edificio Secret Garden (situado en la calle Camino Viejo, número 8, un lugar situado a las afueras de Madrid) durante la noche del viernes 27 de noviembre de 2015. Las que se efectuaron desde el interior del edificio y las que se produjeron en un radio de 5 km a la redonda. Se desconoce quien ha sido la fuente que las ha proporcionado a la Policía aunque ya están en su poder.

Carlos Navas, su autor, nos hace una advertencia al comienzo y nos avisa de que el vocabulario empleado para describir ciertos comportamientos puede herir la sensibilidad de algunas personas no siendo recomendable para menos de dieciocho años. Y con esta inquietante advertencia comenzamos a leer las conversaciones telefónicas de sus personajes.

Nunca había leído ninguna novela así y me ha gustado el factor sorpresa que consigue. Lo cierto es que al principio puede resultar un poco confuso por el cambio de personaje y porque resulta un poco complicado retener y situar a cada uno de ellos a pesar de que está debidamente identificado su interlocutor con el nombre y el número de teléfono. Algunas son muy cortas y no se sabe muy bien de que van. Sin embrago a las pocas páginas su autor ya van hilando y entretejiendo las subtramas de sus personajes.

Pero ¿Qué hay de la trama? Porque por muy original que sea una novela, si la trama no está conseguida no consigue hacer disfrutar al lector. Al comienzo de la novela, como ya he dicho, leemos conversaciones privadas entre sus protagonistas que se corresponden con sus negocios, sus relaciones personales o algunas que son muy vanales como la mayoría de llamadas que hacemos en las que nos contamos donde estamos, como nos ha ido el día o que hemos hecho.  Poco a poco el suspense va haciendo acto de presencia y el lector comienza a percibir que algo extraño pasa en ese edificio. En una noche en que llueve a mares, la oscuridad siembra el pánico de sus vecinos que escuchan gritos y sienten presencias además de sucesos extraños. No puedo contar que sucede en el edificio pero si os puedo asegurar que hay mucha violencia, incluso un poco de casquería. Y es en el ático del edificio donde se origina todo lo que sucede.

Pero no solo nos vamos a encontrar las llamadas porque al final también descubriremos los informes policiales que complementan la poca información que estas nos dan y nos revelan lo que encontró la policía tras registrar el edificio. Carlos Navas ha creado una novela muy visual con gráficos, mapas, fotos, planos que hacen que su lectura resulte muy curiosa y dinámica para el lector además de entretenida. Y sobre todo, y lo más importante, es que hacen que todo ello al final encaje. De hecho llegado a este punto incluso me pareció que la historia tenía algo de real a pesar de que el autor nos indica que es solo ficción. Su autor es muy riguroso y muy aséptico a la hora de contar lo cual nos transmite esa frialdad policial

Otro punto a destacar es la agilidad con que se lee la historia que en un par de horas puedes consumir. Además me ha gustado que consigue dar una voz diferente a cada uno de los personajes que aparecen de manera que tienen su forma particular de expresarse. Además estas conversaciones me han resultado muy reales y muy naturales.

Entre los personajes nos vamos a encontrar a una anciana que busca desesperadamente a su hermana de ochenta y siete años, un estudiante que intenta encontrar la tranquilidad para preparar la oposición, una mujer que ha quedado en verse allí con alguien, una mujer a quien su esposo está a punto de abandonar, un político que lo prepara todo para mudarse a La moraleja, dos amigos que van a darse una fiesta esa misma noche, una niña desaparecida… Dado su formato no hay que esperar que los personajes estén tratados con profundidad. De hecho lo que sabemos de ellos es lo que revelan en sus conversaciones que ya nos dan una idea de lo que se traen entre manos.  

Con esta estructura, que es como un puzle en el que hay que ir encajando cada pieza, debe haber sido muy complicado contar una historia tan oscura. Obviamente hay algunas carencias como esa falta de empatía con los personajes o algunas cosas que pudieran haber necesitado alguna que otra explicación. Por otro lado, y desde mi punto de vista, la explicación final se alarga un poco con el objetivo de cerrarlo todo. Sin embargo el autor consigue una coherencia final y sorprender al lector. Personalmente algunas partes me han inquietado y me han dejado unas reflexiones sobre la maldad humana y cómo pagamos nuestros actos. Además comenzaremos a ver a nuestros vecinos de forma diferente ¿Qué secretos guardaran?´

Conclusión

Si buscáis una lectura entretenida que se pueda leer del tirón y además os gustan las historias oscuras y macabras, La última habitación es una novela que os va a gustar.


viernes, 21 de abril de 2017

Caraval - Stephanie Garber



Título: Caraval
Autora: Stephanie Garber
Publiación: Planeta,febrero de 2017
Páginas: 429

RECUERDA, SOLO ES UN JUEGO…

Scarlett Dragna nunca ha abandonado la pequeña isla en la que ella y su hermana Tella viven bajo la vigilancia de su estricto y cruel padre. Desde hace años Scar sueña con asistir a la celebración anual de Caraval, unos legendarios juegos que duran una semana y en los que la audiencia participa para ganar el Gran Premio. Caraval es magia, misterio y aventura. Y para Scarlett y su hermana representa la libertad y poder huir de su padre. Ahora que está a punto de casarse con un hombre al que nunca ha visto, Scar cree que su sueño nunca se cumplirá. Pero justo dos semanas antes de la boda recibe las tan ansiadas invitaciones a los juegos. Sin embargo, una vez allí nada sale como espera: Legend, el Maestro de Caraval, secuestra a Tella y Scarlett se verá obligada a entrar en un peligroso juego de amor, sueños, medias verdades y magia en el que nada es lo que parece. Real o no, sólo dispone de cinco noches para descifrar todas las pistas que conducen hacia su hermana, o ésta desaparecerá para siempre…

Mis impresiones

Caraval es la primera novela de Stephane Garber y la primera parte de lo que será una bilogía. De esta novela me llamó la atención que promete magia, misterio y aventura. Y aunque ha sido una lectura entretenida en general también he encontrado algunos aspectos que me han convencido menos.

“Año 50, dinastía elantina
Estimado señor maestro de Caraval:

Me llamo Scarlett, pero le escribo esta carta en nonmbre de mi hermana Donatella. Pronto será su cumpleaños, y le gustaría muchísimo verle a usted y a sus increíbles intérpretes de Caraval. Su cumpleaños es el trigésimo séptimo día de la estación de cultivo y, si viene usted, sería la más maravillosa de las celebraciones.

Esperanzada en extremos, Scarlett, de la Isla Conquistada de Trisola”

Scarlett y Donatella Dragna son dos jóvenes que viven en la Isla Conquistada de Trisola a merced de un padre cruel, soberbio y violento que ha organizado la próxima boda de su hija con un conde. Scarlett nunca ha visto a su prometido y espera que el futuro con él sea esperanzador que su vida en el que hasta el momento ha sido su hogar.

Gracias a las historias que le contaba su abuela las dos muchachas conocen la existencia de un espectáculo misterioso llamado Caraval en el que todo el mundo desea participar. Así durante toda su infancia Scarlett y Donatella sueñan con ir a verlo y a pesar de que cada año le escribe una carta a Legend, el Maestro organizador del evento, solo en la última ha recibido una contestación junto a dos invitaciones para asistir a la próxima puesta en escena. Y ocurre justo diez días antes de su boda. Sabe que su padre no le permitirá ir y tiene miedo de las consecuencias que pudiera acarrear pero su hermana encuentra la manera de llevarla hasta la Isla de los Sueños con ayuda de un joven marinero llamado Julián.

Caraval es una novela que nos propone un juego de fantasía. De ella me han gustado algunas cosas y otros aspectos no me han convencido tanto. Es una historia entretenida que tiene agilidad y muchísimo ritmo y en la que no paran de suceder cosas. La autora nos lo cuenta como si fuera un cuento de hadas. Me ha gustado ese mundo imaginario que crea Stephanie Garber con islas lejanas en un tiempo antiguo que se asemeja al siglo XIX. Caraval es un juego misterioso del que todo el mundo ha oído hablar pero pocos han conseguido entrar. En él los personajes acuden a un concurso para lo que tendrán que seguir pistas y vivir aventuras en las que la realidad se difumina con la magia. Y magia e ilusión es lo que precisamente me ha faltado por el cariz que toma el juego que en algún momento se vuelve desagradable para sus participantes. Se supone una experiencia única. La premisa es original pero el desarrollo es demasiado lineal de forma que incluso en algunos momentos se vuelve repetitivo.

En cuanto a sus personajes no están mal construidos, sobre todo Scarlett pero no he terminado de hacerme con ellos. No han despertado mi simpatía. Tampoco es una novela de personajes por lo que este aspecto tampoco sobresale en ella. Scarlett es una joven ingenua, temerosa y con poco carácter. Vive atemorizada por las crueles reacciones de su padre, el cual  vive amargado desde que su mujer lo abandonó, que la amenaza y coacciona. Donatella es todo lo contrario es abierta, alocada y atrevida. En parte porque su hermana, que la quiere muchísimo, la resguarda de la realidad. Julián, un joven marinero, es un personaje que tiene también mucho peso en la novela y que aporta cierta simpatía y desenfado. Quizás el que más me ha gustado del elenco y sobre el que la autora crea cierta dualidad.

En cuanto a la ambientación sin duda es una de las mejores bazas de la novela. Las descripciones son muy precisas y te hacen visualizar perfectamente ese mundo de magia, oscuro, donde la realidad y la ficción se difuminan. La autora crea una atmosfera misteriosa que te envuelve y en la que nada de lo que ocurre se puede prever.

Caraval está narrado en primera persona por Scarlett, su protagonista, por lo que todo está supeditado a su punto de vista y su propia experiencia. Su estilo narrativo en sumamente ágil, es directo y funcional. Con gran presencia de diálogos y un ritmo bastante acusado al que transcurren los acontecimientos la novela se lee con bastante rapidez. Además de las aventuras que dentro del juego van a vivir sus personajes también nos encontraremos una historia de amor que es bastante previsible. Algo que no comento como negativo.

Y no puedo obviar tampoco las bondades de la edición. Se nota que ha sido cuidada en cuanto a los detalles. Intercalas con la narración además encontramos cartas en ilustración, que son detalles que te llaman la atención.

Conclusión

Caraval me ha parecido una lectura entretenida que parte de una idea original y fresca en la que destacan su ambientación y su ritmo. Pero con otros aspectos menos conseguidos como, en mi opinión, son sus personajes y esa trama que algún momento se vuelve un poco repetitiva.

jueves, 20 de abril de 2017

El Dragón bueno y el Dragón malo - Christine Nöstlinger y Jens Rassmus



Título: El Dragón bueno y el Dragón malo
Autora: Christine Nöstlinger
Ilustrador: Jens Rassmus
Publicación: Picarona, marzo de 2017
Páginas: 40

El Dragón Bueno y el Dragón Malo siempre están junto a Florian. Ellos tres forman un trío invencible. Pero los dragones no quieren ir a la playa; el agua es para los peces, no para los dragones… bueno, y, quizás, puede ser que además tengan un pelín de miedo, ¿quién sabe?

Mis impresiones

Hoy os traigo una nueva publicación infantil de Picarona que nos ha gustado mucho en casa. Se trata de El Dragón Bueno y el Dragón Malo, una historia con un gran contenido metafórico y mucha imaginación.  

En ella vamos a conocer a un niño llamado Florian que tiene dos dragones: Dragón Bueno y Dragón Malo. El primero sabe hacer pompas de jabón con la nariz. El segundo tiene una habilidad especial para lanzar llamas por su nariz. Los dos viven en el parque y se esconden tras un arbusto. Los dragones son sus mejores amigos, pero solo él puede verlos porque son invisibles.


Cada mañana antes de ir a la escuela el niño va al parque y los da comer. Cada uno de ellos tiene una dieta especial. Así Dragón Bueno come una pastilla de jabón y Dragón Malo un trocito de carbón.  Cuando quieren ir a casa de Florian para hacerle una visita los dragones encojen de tamaño. Y si se ponen enfermos Florian cuida gustoso de ellos.



El Dragón Bueno y el Dragón Malo es una bonita historia de amistad que cargada de imaginación resulta además muy simpática. Es la historia de un niño que tiene dos dragones imaginarios y estos resultan muy tiernos. El nombre nos puede llevar a engaños porque en realidad ambos son buenos y son capaces de cualquier cosa para ayudar a su amigo Florian. Me encantan los libros que resaltan el valor de la amistad como un sentimiento que hay cuidar y potenciar.

En realidad estos amigos tan especiales son un mecanismo de defensa que tiene el protagonista de la historia para enfrentarse a las cosas que le van sucediendo. No es raro que un niño se exprese o canalice sus sentimientos a través de un amigo imaginario como lo hace Florian. Cuando se siente frustrado o amenazado Dragón Malo lo acompaña y con su fuego le hace sentir mejor. Cuando alguna situación le agrada es Dragón Bueno quien hace pompas de jabón.


Así mismo también el libro esconde un mensaje para los adultos y es que a veces estamos tan enfrascados en nuestras tareas, trabajos o problemas que no prestamos suficiente atención a lo que los niños nos quieren contar. Ya sean sus propios miedos o frustraciones.


Las ilustraciones me han parecido muy chulas y llamativas. Mientras los escenarios están dibujados en unos tenues colores verde o azul las figuras de los dragones están enfatizadas con colores más vivos y llamativos y una textura diferente. Por ello llaman mucho la atención estos personajes además de resultan muy simpáticos por sus expresiones. Y hay alguna escena que es bastante divertida, otras sin embargo son muy tiernas. Por ello creo que es una opción muy recomendable.