martes, 30 de agosto de 2016

Diario de sonrisas. Días especiales para recordar - Myriam Sayalero González



Título: Diario de sonrisas. Días especiales para recordar
Autora: Myriam Sayalero González
Publicación: Larousse, 2015
Colección: Larousse infantil
Paginas:
Edad: 8-11 años
Tamaño: 22 x 15,5 cm
Ficha en Boolino

Miles de niñas confían sus secretos y descubrimientos a un diario como el de las “amigas que sonríen”: frases para recordar, canciones de su artista favorita, dibujos de sus trajes soñados, pensamientos “secretos” y muchos otros asuntos “privadísimos” que comparten sólo con sus mejores amigas (y a veces ni eso). Este diario de Nina y sus amigas, ilustrado a todo color, les ayudará recopilar estas ideas, les dará pistas para crear unas páginas muy especiales y les permitirá hacer realidad un libro muy especial, que guardarán como un tesoro para durante muchos años.

Mis impresiones

Gracias a Boolino, os traigo en la sección infantil Diario de sonrisas. Días especiales para recordar. Se trata de un diario dirigido a niñas principalmente (aunque puede ser que también guste a algún pequeño) de entre ocho y once años el cual ha sido concebido para que su propietario pueda interactuar con él rellenándolo y completando sus huecos. Una actividad que podrán realizar solos, considerando que a esta ya tienen un buen domino de la escritura y la lectura, o con ayuda de los padres o amigos. Aunque seguro que prefieren que quede en la intimidad.




Las Amigas que son sonríen es un club formado por Perla, Blue, Leo y Nina, esta última es quien conduce la historia. Cada una de ellas tiene su carácter y gustos propios pero a todas les encanta disfrazarse, saltar en los charcos inventar palabras que les hagan reír, celebrar cumpleaños, mirar las estrellas en verano y jugar a la lluvia de hojas en otoño. 

Por un lado en este diario iremos conociendo a Nina y sus amigas; y por otro este diario está orientado para que los niños a los que va dirigido lean, completen y rellenen los huecos, recuadros o páginas en blanco que se han dejado para este fin. El propio protagonista será el niño que lo tenga.

“La alegría y la risa se contagian”

El libro tiene diferentes propuestas de forma que yo creo que les resultará muy entretenido a la vez que obtendrán el beneficio de mejorar su capacidad de expresión. Hay frases que emiten mensajes muy positivos que podrán aplicar a su día a día, recetas sencillas para hacer en casa, realizar manualidades como guirnaldas, espacios para colocar fotos, para apuntar los cumpleaños de toda la familia y amigos, para dibujar aquello que ven por la ventana, sopas de letras, crucigramas y otros juegos.



Se diferencian las estaciones del año, señalando los encantos que tiene cada una de ellas. Además se incluyen en él los días más señalados como son la Navidad, el día de los Reyes Magos, el Carnaval, Halloween o incluso en final de curso, que es un momento que a estas edades se vive con expectación.


Las ilustraciones son muy alegres y bonitas, cuentan con muchos detalles como nubes, corazones, animales, plantas, pasteles y otros objetos que a las niñas les encanta. Como os decía al principio yo creo que está orientado hacia las niñas por los tonos rosados, los lilas y los azules pastel que suelen llamar más la atención al sexo femenino. Además sus personajes son cuatro niñas, cada una con sus características, que resultan muy simpáticas y amistosas. 


En definitiva, Días especiales para recordar es un bonito y divertido libro lleno de ideas cargadas de positividad y buen rollo en el que los niños podrán tener un recuerdo especial de sus mejores momentos, a la vez que les ayudará a reflexionar y evaluar su propia vida. El mensaje que reciben es que hay que disfrutar y atesorar cualquier momento porque:

“Un día cualquiera puede ser un día increíble”




domingo, 14 de agosto de 2016

Ganadores de Cartas a una extraña de Mercedes Pinto Maldonado



Natalia y Ana Belén 

Enhorabuena y enviadme vuestros datos a adivinaquienlee@gmail.com

jueves, 11 de agosto de 2016

Listado provisional de participantes del sorteo de Cartas a una extraña

Hasta mañana día 12 que termina el plazo para participar en la lectura conjunta los participantes que optan a ganar un ejemplar en papel de Cartas a una extraña de Mercedes Pinto son:

  1. María Loreto Navarro Pacheco
  2. Ana Belén
  3. Yakoytroy
  4. M. Mercé
  5. Natalia
  6. Cova
  7. Ful Navalón
  8. Abril
  9. Raquel González
  10. Inquilinas Netherfield
  11. Isabel
  12. Alicia
  13. Patt

Participantes de la lectura conjunta:

  1. Laky
  2. Tatty
  3. Albanta
  4. Anuca 
Suerte a todos y recordar que durante el día de mañana podeís apuntaros en los tres blogs que organizamos

jueves, 4 de agosto de 2016

El ataúd de la novia - Unni Lindell



Título: El ataúd de la novia
Autora: Unni Lindell
Publicación: Siruela, 2016
Páginas: 354

En este nuevo caso del inspector Cato Isaksen, Unni Lindell lleva al límite la locura, el horror y el miedo que habitan en el fondo de cada uno de nosotros.

En 1988, Maike Hagg fue encontrada muerta en el sótano del imponente Hospital Psiquiátrico Gaustad. La institución noruega acostumbraba a organizar jornadas de puertas abiertas para que los hijos de los pacientes pudieran conocer a otros niños en su misma situación. Según las conclusiones de la policía, la pequeña habría sido víctima de un desafortunado accidente.

Veinticinco años más tarde, cuando el caso está a punto de ser archivado, Emmy Hammer y Aud Johnsen, que de niñas se vieron envueltas en las extrañas circunstancias que envolvieron la muerte de Maike, se reúnen para esclarecer de una vez lo que realmente ocurrió aquel día. Poco a poco, las escalofriantes prácticas del hospital irán saliendo a la luz, y no tardaremos en descubrir que cuando el recinto se vio obligado a cerrar sus puertas tras la reforma de la Ley de Salud Mental, no todos los internos llegaron a abandonar aquellos muros...

Mis impresiones

El ataúd de la novia es una novela policiaca que me llamó la atención sobre todo por su ambientación. Me encantan los escenarios que se desarrollan en psiquiátricos y sanatorios mentales y por ello me fijé en ella de forma inmediata. Esta novela es un nuevo caso del investigador Cato Isaksen que protagoniza una serie de novelas creadas por Unni Lindell entre las cuales podemos encontrar, publicadas también por Siruela: La trampa de miel, El ángel oscuro o El beso del diablo. De cualquier manera en cada una de ellas nos vamos a encontrar casos independientes que quedan resueltos.

“La casa de la caldera estuvo muchos años cerradas. Me he instalado en la pequeña casa de ladrillo. La madreselva se aferra a sus paredes como yo me aferro al futuro. Aquí lo tengo todo, paz, silencio, y oscuridad. NO debo distraerme con mis problemas personales, solo llevar a cabo mi tarea. Me siento como el único superviviente de una tragedia espeluznante. La angustia se enrolla en mi cuerpo como los hilos negros de una araña. NO he asesinado a nadie, en la práctica no.”

A punto de que se cumpla el veinticinco aniversario de la muerte de Maike Hagg, la periodista Aud Jonhsen está dispuesta a sacar a la luz al verdadero culpable de su muerte antes de que prescriba el crimen. Maike murió con solo doce años y su cuerpo fue encontrado sin vida en 1988 en el sótano del Hospital psiquiátrico de Gaustad, donde su propio padre estaba interno. Como también lo estaba el padre de Aud. En aquella época el centro abría sus puertas a los hijos de los internos para que pudiesen conocer a otros niños que se encontraban en situación similar.

Para escribir un artículo que puede escandalizar a la opinión pública se pone en contacto con varias personas relacionadas con el centro que en aquella época vivieron los mismos acontecimientos de diferentes formas. Sin embargo la periodista es salvajemente asesinada dejando a la policía un nuevo caso para investigar. Será el inspector Cato Isaksen quien se ocupe de este macabro proceso que pronto sospecha que puede tener su origen veinticinco años atrás.

El ataúd de la novia es una novela muy negra y oscura con un trama tan seductora que nos dejará pendientes de lo que ocurre en cada momento. Sin ser una de esas novelas que transcurre a velocidad vertiginosa la autora nos envuelve en una novela de misterio y tensión creciente casi hasta el último momento. Partimos de una muerte sucedida en extrañas circunstancias hace veinticinco años atrás cuyo caso se cerró como un simple accidente pero que desde el inicio nos plantea como un caso en el que no se indagó suficiente. Esta será la primera muerte pero no la única porque a lo largo de la novela otros personajes irán cayendo en manos de una mente peligrosa. Así la investigación se desdobla para descubrir qué pasó en el pasado (preguntando a los implicados y tirando de las pocas pistas disponibles) y el presente (en la que ya existe la posibilidad de utilizar los métodos de investigación más actuales).

Os decía al precio que me atrajo mucho de la novela el hecho de que se ambientará en un hospital psiquiátrico y todo lo referente a este contexto espacio-temporal me ha hecho disfrutar mucho. Nos vamos a encontrar con una institución mental a finales de los años 80 que tenía un área restringida para pacientes especialmente peligrosos. Poco a poco iremos viendo las horribles prácticas que en ese sitio utilizaban para la curación o para la inactivación de los pacientes como la lobotomía o las terapias de electrochoque. Métodos salvajes que se utilizaban con frecuencia y normalidad hasta que se determinó su ilegalidad por la Ley de Salud Mental y el centro terminó cerrando sus puertas. Aun así muchos secretos siguen guardando los muros de Gaustad.

El ataúd de la novia es prácticamente una novela coral donde aparece un gran número de personajes. Todos ellos están bien caracterizados y tienen una razón de ser. El personaje que lleva la investigación del crimen, del ocurrido en el pasado y en el presente, es Cato Isaksen. Un investigador que tiene sus propios traumas y sus problemas familiares. Contará con la ayuda de Marian, otra policía de la que prefiere mantenerse alejado después de haber trabajado algún tiempo juntos pero que no les quedará más remedio que volver a soportarse.

El resto del elenco lo forman aquellos personajes que tienen que ver con el hospital psiquiátrico de una u otra forma. Emmy Hammer, la hija del director del centro por aquella época, Werner, Jan y Piet Hagg, el padre y los hermanos de Maike. Berit Adamsen, la secretaria del director del centro, una sacerdote llamada Norma u Ole Porat un joven estudiante de medicina que hacía la residencia en aquella época entre todos. Todos callan sobre lo ocurrido.

La novela tiene una estructura compleja y sin embargo esto no representa ningún esfuerzo para el lector. La trama de desarrolla con diferentes saltos de escenarios en donde vamos siguiendo los pasos de los todos los personajes configurando una trama poliédrica que se hace muy entretenida. Si bien su ritmo no es muy acusado encontraremos en ella suficientes atractivos para no dejarla de lado.

Conclusión

Os recomiendo El ataúd de la novia si os gustan las novelas oscuras que muestran el horror y la maldad humana. Su trama es sólida, coherente y bien hilvanada, con personajes interesantes y misteriosos y además nos encontraremos con algunos giros en la historia y un final inesperado.



miércoles, 3 de agosto de 2016

El noviembre de Kate - Mónica Gutierrez



Título: El noviembre de Kate
Autora: Mónica Gutiérrez
Publicación: Roca editorial, julio de 2016
Páginas: 310

En vísperas de una tormenta de nieve, un viernes tras las barra de galeón pirata de un bar escondido, un barman procedente del Loira espera la llegada de Kate, la chica del extraordinario cabello flotante y de larguísimas bufandas. Kate vive en un edificio antiguo como su propia tristeza y hace tanto tiempo que se ha dejado llevar por la rutina que ya no recuerda el sentido de los pequeños detalles, la aventura escondida en las sorprendentes pistas cotidianas, la sal de la vida. Un extraño jardín y una emisora de radio colgada del cielo en una buhardilla de madera constituyen su refugio para ese otoño. Y, sin embargo, aunque en la pequeña ciudad de Coleridge todos ignoren las advertencias de un excéntrico meteorólogo, el tiempo está a punto de cambiar el noviembre de Kate de la mano de un hombre bueno con planes de venganza, un sábado de tortitas y la risa de los argonautas.

Mis impresiones

A Mónica Gutiérrez (o Mónica-Serepindia) la conozco desde hace tiempo a través de su blog al que soy asidua. Hace unos años publicó Cuéntame una noctalia, su primera novela y una historia llena de magia y sutilidades. Aunque más tarde publicó Un hotel a ninguna parte aún no he tenido la ocasión de leerla por falta de tiempo a pesar de está en el kindle. Con todos estos precedentes no es extraño que ya tenga una opinión formada de ella como escritora.

“Podría decir que soy el autor de esta historia. Pero os estaría mintiendo.
Cuando les pedí a Kate y a Don que pusieran por escrito los recuerdos de aquellos días, no tardeé en ser consciente del valor de sus palabras.”

Esta es la historia de Kate y Don. Ella lleva una vida solitaria en el antiguo edificio donde vive y trabaja desde hace siete años como secretaria para un alto ejecutivo dentro de una importante consultoría. No es el trabajo de su vida, tiene un jefe que no para de gritarle y la molesta a horas intempestivas para solicitarle asuntos laborales pero al menos le sirve para vivir mientras espera encontrar algo como periodista, que es para lo que se ha formación. Don es un policía de la UDIF (la unidad de Delitos Informáticos Federal) que está obsesionado desde hace años con llevar a cabo una venganza que por fin libere su alma.

Algunas cosas tendrán que pasar para que estos dos personajes se encuentren: un misterioso jardín, un programa de radio en una emisora local situada en un viejo edificio de Longfellow, un bar escondido entre las paredes de un hotel de lujo y una gran tormenta de nieve harán que estos dos personajes cambien su forma de ver el mundo.

El noviembre de Kate ha resultado ser justo la novela que esperaba conociendo a su autora. Una lectura deliciosa impregnada de una ambientación mágica, unos personajes adorables y un aire romántico que flota en el ambiente. Y no solo porque en la novela nos vayamos a encontrar una historia de amor, que la hay, sino porque Mónica lo impregna todo como de un aire nostálgico y muy dulce (que no llega a empachar al lector). Pero además de este ingrediente nos vamos a encontrar una segunda trama que aporta mayor misterio a la novela. Pero de esta nos os voy a hablar ya que es mejor que cada uno la descubra por sí mismo.

Los dos protagonistas tienen sus propias deudas con sus vidas. Kate está sumida en la rutina, la tristeza y la soledad. Su familia se marchó desde Coleridge a Barcelona y ella se quedó bastante sola. Y en el amor tampoco ha tenido mucho éxito desde que su última pareja la abandonara poco antes de casarse. Tampoco ha logrado conseguir un trabajo que la satisfaga y con el paso del tiempo se ha visto anclada, por voluntad propia, a un trabajo que le causa tedio y en el que no es valorada como se merece. Don en cambio vive muy apegado a su acogedora familia. Es un buen hombre y un policía honrado pero arrastra una carga demasiado pesada del pasado. Algo que le obsesiona y que quiere vengar. Todos los viernes se reúne con un grupo de amigos, los mejores hackers informáticos, en el bar del Hotel Ambassador con la tecnología más puntera para intentar traspasar la barrera que por fin de alas a su proyecto. Un personaje que me ha encantado y al que la autora pone en una situación difícil. Puede llevar a cabo su venganza delinquiendo o puede dejarlo correr y seguir con esa espina que lleva dentro.

Son dos personajes que enseguida consiguen la complicidad del lector. No son complejos y sus problemas resultan muy reales porque lo que resulta muy fácil comprenderlos. Pero no son los únicos que figurarán en esta historia ya que también nos encontraremos con simpáticos personajes como Norman y Charlie, el padre y el hermano de Don, los argonautas, que son dos vecinos muy revoltosos, Pierre, el apoyo incondicional de Kate, un meteorólogo en paro llamado William Dorner, Punisher y Sierra, que apoyan a Don en su investigación entre algún notro más.

Y no es muy como lo hace pero Mónica consigue que algo especial flote en el pueblo de Coleridge, un algo nostálgico que impregna la historia y que se transmite al lector. Además las referencias a la literatura del romanticismo (que no es lo mismo que la novela rosa) tienen un espacio en la novela que no podía ser de otra manera. Con personajes apasionados capaces de hacer cualquier cosa por amor, edificios antiguos, un jardín enigmático o un gran temporal que pondrá en peligro la vida de los habitantes de Coleridge se establece una especie de paralelismo con esta corriente literaria.

Y Mónica Gutiérrez nos relata esta historia de una forma muy especial. Su estilo es depurado, elegante y acogedor a la par. Serán tres los narradores que pongan voz a la historia. Dos de ellos son los propios protagonistas de la misma que nos van dando sus impresiones en primera persona y hacen que los entendamos por dentro y la tercera voz narrativa es otro de los personajes que a través de su diario nos da otros datos aunque sus incursiones son puntuales y no demasiado extensas.

Conclusión

El noviembre de Kate es una novela que te hace sentir muy bien durante su lectura. Tanto su trama como la forma en que se nos transmite son muy agradables y te impregnan de emociones muy positivas. Por supuesto, la recomiendo.