sábado, 28 de abril de 2012

La canción de los maoríes - Sarah Lark


Nos encontramos en 1893 en las llanuras de Canterbury. Muchos años han pasado desde que las dos jóvenes Gwyneira y Helen llegaran a estar tierras y las cosas también han cambiado.
Ahora Nueva Zelanda es su hogar y donde han visto crecer a sus hijos y nietos. Entre ellos a Elaine O’ Keefe una joven de dieciséis años alegre que  aunque suele ayudar a sus padres en la tienda sueña con dirigir rebaños de ovejas y galopar a lomos de su caballo.
Kura es prima de Elaine pero muy distinta a ella. Una muchacha que a sus quince años es estremecedoramente hermosa, pero fría y lejana, cuyo único interés se centra única y exclusivamente en la música y  en ella misma.
No es que las primas tengan mucho contacto entre sí pero su rivalidad se pone patente de forma definitiva cuando las dos luchan por el mismo hombre. Una situación que no solo les traerá algún que otro quebradero de cabeza sino que cambiará sus vidas de forma irremediable y para siempre.
 
Personajes

Las dos protagonistas indiscutibles de la novela son Elaine y Kura aunque existen muchos personajes que cobran gran importancia en la novela y que llegamos a conocer bastante bien.
Elaine
O Laine como la llama cariñosamente su familia. Es la hija de Ruben O’Keefe y Fleurette McKenzie. Es una muchacha alegre, decida y algo infantil que ha heredado de su abuela Gwyneria no solo el llamativo cabello rojo y rizado sino también el espíritu aventurero y el gusto por la cría de animales.
Aunque lo que más le gusta es andar con su perrita Callie y montar a caballo también hace frente a su obligación de ayudar en los negocios familiares. A sus padres en la tienda y a su abuela Helen en la pensión. Es ahí donde conoce precisamente a William Martyn, un tipo encantador y con unas dotes sociales increíbles y se enamora perdidamente de él.
Aunque en principio sus padres no están muy contentos con la relación terminaran cediendo y aceptando el cortejo. Laine no podría ser más feliz hasta que la belleza de Kura consigue atraer la atención de Willian que tendrá que elegir definitivamente entre las dos primas.
Kura
Kura-maro-tini es la prima mestiza de Laine. Hija de Paul Warden con una maorí. Es una muchacha muy diferente a su prima.  Está dotada con una singular belleza y al ser ella consciente de ello se cree muy superior a los demás por lo que se muestra engreída y caprichosa con el resto de los humanos., inclusive su propia familia.
Su sueño es ser una gran cantante y aunque tiene dotes para la música sabe que en Nueva Zelanda nunca llegará a labrarse una carrera como artista.
Kura vive a caballo entre el mundo de los blancos y el de la cultura maorí. El futuro de Kiward Station depende de con quien se case finalmente pues en la novela anterior ya se determinó que debería ser ella quien heredara la granja.
Los hombres apenas le interesan o le interesaban hasta conocer a William, el pretendiente de su prima. Un hombre que tiene todo lo que ella desea.
William Martyn
Es ese hombre. Guapo, inteligente, culto, dotado para las relaciones sociales y dotado con una capacidad innata para convencer a quien sea de lo que sea. Su padre le envió a Nueva Zelanda para quitárselo de en medio y alejarle de un escándalo político que sucedió en Irlanda, su tierra natal.
Como apenas sabe hacer nada su primer impulso en buscar oro aunque finalmente resulta un trabajo demasiado duro para él y decide cobijarse en la ciudad al amparo de lago más seguro.
Otros personajes
Existen en la novela otros personajes que aparecen en la novela y que tienen gran peso son Heather Whisterspoon, la institutriz de Kura, Caleb Biller, Tim Lambert, Thomas Sideblooom y otros.


Contexto, estilo y estructura
La novela comienza en 1983 en Queenstown (llanuras de Canterbury) y termina en 1898. En el tiempo trascurrido las cosas han cambiado mucho. Las protagonistas de la anterior novela han alcanzado la estabilidad en sus vidas y dejan paso a las nuevas generaciones. En este caso las dos nietas, una compartida y la otra no.
Al igual que la novela anterior está narrado con un estilo sencillo y próximo al lector de forma que es fácil introducirse en la historia. En la novela se alterna en la justa medida los diálogos con la narración lo que hace que sea una lectura muy fácil y atractiva.
La novela que podría acogerse en realidad bajo el género histórico en realidad no lo es. Cierto es que conocemos muchos datos sobre el descubrimiento de Nueva Zelanda, donde se desarrolla. Como llegaron los maoríes en siete canoas, el origen del nombre y como llegó un marino holandés a esta tierra al igual que otros muchos datos interesantes e incluso nos relata una catástrofe acaecida en una mina en 1986 donde murieron sesenta y cuatro hombres pero al final sigue siendo una historia de ficción. Respecto a la primera nos ofrecen menos curiosidades o datos sobre la cultura maorí y los que nos da se centran en la música de este pueblo.
En la primera novela nos recoge como los indígenas fueron engañados para adquirir sus tierras, un hecho que cobra importancia al final de su primera parte y en gran medida en la segunda.
Pero también nos habla de cómo se utilizaban las primeras máquinas de coser Singer, el auge del ferrocarril, los problemas de la minera, la búsqueda de oro para enriquecerse y otros adelantos que surgían en el momento.
Opinión
  Después del increíble éxito cosechado en la primera novela publicada por la autora con el seudónimo de Sarah Lark (“En el país de la nube blanca”) y que forma parte de una larga saga compuesta por cinco títulos, la continuación no ha se ha hecho esperar mucho. Supongo que pronto también nos llegará la tercera parte puesto que en su país ya se han publicado todas las novelas.
“La canción de los maoríes” es una novela muy atractiva que te engancha desde sus primeras páginas. Por sus personajes cercanos, algunos encantadores, otros odiosos y su inmejorable ambientación. Porque es muy fácil imaginarse el paisaje y la caracterización de los protagonistas.
La novela sigue la misma línea que “En el país de la nube blanca”. Dos mujeres que se ven acorraladas en matrimonios poco convenientes. Son dos mujeres con mucho atractivo y mucha fuerza. Aunque me he quedado con la sensación de que en la primera novela es argumento era más atractivo en principio. Una sensación que se desvanece poco a poco y a medida que la novela avanza.
Las dos mujeres son muy distintas entre sí con aspiraciones muy distintas y un punto de encuentro. Un hombre que les llevara a tomar decisiones no muy acertadas y convertir su vida en un verdadero infierno.
El hecho de que al comenzar la novela aparezcan la mayoría de los personajes con que finalizó la anterior novela da una sensación de continuidad a la vez que afianza los nuevos personajes.  Con Kura y Laine no empezamos de cero, conocemos su historia. El cambio de generación se hace de forma progresiva.  Lo malo es que al final abandonamos estos personajes y la historia se centra en los nuevos y la verdad es que algo se les echaba de menos.
Algo que me ha gustado es que en esta novela a diferencia de la anterior las dos mujeres tienen más o menos el mismo protagonismo. Algo que critique en la primera parte es que después de presentarnos a las dos, una de ellas prácticamente desaparece. El resto de los personajes Tim Lambert, William Martyn o Caleb Biller, etc tienen sus propias tramas y resultan igualmente interesantes. En esta novela todos los personajes están muy perfilados aunque a veces se produce un cambio de rol en el comportamiento de los mismos de forma que actúan de una manera que no se esperaría de ellos.
Como inconveniente me da la sensación de que el ritmo es desigual en la novela ya que hay partes que se me han hecho bastante más lentas aunque sin llegar a aburrir en ningún momento.
Como ya os comentaba aunque para entender esta novela no es necesario leer “En el país de la nube blanca” previamente, si tenéis pensado leerla es conveniente empezar en orden. “La canción de los maoríes” nos descubre todos los puntos clave de la novela anterior de forma que nos resume todo lo que pasa en ella, eso sí de forma muy concisa.
Conclusión
Esta novela está recomendada para todos aquellos que disfrutaron con “En el país de la nube blanca” y para todos aquellos a los que les gusten las historias donde hay amor, desamor, engaños, traiciones y secretos. Ambientada en un lugar exótico tiene muchos elementos para entretener. Eso sí es un poco larga porque cuenta con la friolera de 700 páginas.



jueves, 26 de abril de 2012

Alegatos de los gatos - Antonio Burgos

En esta novela la familia crece porque a las andanzas y travesuras de Remo se unen las de Rómulo y Adriano, otros dos gatos encontrados en la calle y acogidos en su hogar.
En las historias de los gatos podremos reconocer sus manías, sus costumbres y su especial forma de vida. Descubriremos todas las fechorías de estos tres gatos, su forma de ser y la relación especial que mantienen con sus dueños, Antonio e Isabel.
Además el libro también incluye las historias de otros muchos mininos que tras la petición de Remo en la primera novela de escuchar sus historias han dado la cara para contarlas. Algunos de conocidas personalidades y otros anónimos pero que también tienen algo que decir.
Por ejemplo conoceremos la historia de Truchi una gata siamesa que perdió a su dueña Angélica en los atentados del 11 de Marzo. Angélica y Truchi no tuvieron un buen comienzo pero después se hicieron inseparables la una de la otra. Era una chica que como cualquier otro día se fue a la facultad muy temprano y nunca volvió.  Desde entonces espera y busca a su dueña de forma desesperada lamentándose. Para consolarse Truchi está siempre en el cuarto de la que fue su dueña, olisqueando sus cosas y durmiendo en su cama o entre su ropa como solía hacer cuando ella estaba viva.
Antecedentes: Gatos sin fronteras
“Alegatos de los gatos” es la continuación de la novela “Gatos sin fronteras” que fue publicada en 2003. En esta nos contaba como su gato Remo, el protagonista de la historia, llega a su vida. Un gato callejero que su mujer encontró cuando aún era muy pequeño un día de lluvia.
Nos va explicando cómo se adaptaron a la existencia de este pequeño ser, porque el gato por naturaleza no es quien se adapta al humano sino que es el humano quien debe adaptarse a él. Remo es un gato que le aporta muchas cosas positivas a Antonio Burgos el cual aunque ya había tenido más gatos comienza a desarrollar unos sentimientos de afecto muy profundos e intentar entender su mundo a partir de conocer a Remo.
A la vez nos ofrece muchos datos curiosos e interesantes sobre el papel que el gato doméstico ha representado en las distintas épocas o etapas de la historia, su consideración, sus cometidos. Porque con los gatos han pasado de todo. En ciertas culturas han sido satanizados y en otras incluso hasta venerados.
Un libro que consiguió vender más de 60.000 ejemplares y que ha convertido a Remo en un gato muy conocido.
El triunvirato gatuno
Comenzó cuando Antonio y su mujer Isabel decidieron adoptar un pequeño cachorro que estaba abandonado. Su primera intención fue ponerle Roma pensando que era una gata. Poco después descubrieron que era un macho y su nombre se tornó en Remo, el primer miembro felino de la familia.
Después llegó Rómulo, que completa la pareja fundadora del triunvirato así como Rómulo y Remo fueron los fundadores de Roma. Rómulo es otro gato abandonado que encontró Laura, la señora que va a limpiarles la casa salvándole de la muerte segura que le iban a propinar unos críos.
Ambos gatos son muy parecidos en su exterior, ambos son atigrados, de raza común y pelo corto, pero muy distintos entre sí. Su relación fue complicada en el comienzo aunque poco a poco se hicieron inseparables y cada uno de los gatos cuidaba con esmero del otro.
Más tarde llegaría Adriano, el rubito independiente que completaría el clan familiar y que también fue sacado de la calle.
Como las personas cada gato también tiene su propio carácter. Adriano es el mas acrobático de los tres, el que más salta y examina los lugares altos. Tiene el pequeño vicio de beber agua del grifo. A pesar de ser el más independiente y libre de los tres también resulta el mas mimoso y el que más se deja acariciar.
Remo el gato mayor es el más conservador y de costumbres fijas. Es elegante pero discreto. Rómulo es un gato pacifista, tímido y comilón.
Estilo
Antonio Burgos nos narra todas están historias de forma muy directa pero siempre usando similitudes con parcelas de la historia o la sociedad como por ejemplo asignar una posición política a los gatos o las características de algún personaje conocido. Todas están, estructuradas en capítulos cortos e ilustradas con fotos de todos los gatos que aparecen en el libro. Aunque están en blanco y negro y la mayoría no tienen demasiada calidad visual.
Intercaladas existen muchas frases referentes a los felinos dichas por personas amantes de los animales y que reflejan perfectamente el carácter de estos. Más abajo os dejaré las que más me han gustado.
La novela aunque en general tiene un argumento lineal que es la de los gatos de Antonio Burgos pero también contiene muchas historias independientes por lo que es un libro que no necesariamente ha de leerse de forma continua.
¿Recomiendo este libro?
La respuesta es un sí pero con condiciones. Si nos os gustan los gatos mejor ni os acerquéis porque toda la novela gira en torno a ellos y seguramente poco os interese las anécdotas que Burgos nos narra.
Ahora si tenéis o habéis tenido algún gato es buena novela para verse reconocido en las páginas de este libro o más bien en todas las fechorías que realizan estos traviesos gatitos.
El libro me ha gustado pero para leerlo intercalado con otro libro o coger un par de capítulos en días alternativos. Como la novela no tiene mucha continuidad me cansaba leer todo el rato historias que eran demasiado parecidas entre sí porque al final los gatos son gatos y como se comportan como tal. Si es verdad que algunas partes son divertidas porque reconoces que te gato hace lo mismo.
Por ejemplo quien no se ha pasado el día buscando y llamando a su gato, revolviendo la casa, mirando por los balcones pensando en si se habría caído y que una vez te has dado por vencido el gato aparece o descubres que esta plácidamente dormido en cualquier sitio de la casa. Los gatos son expertos en hacer como que no te oyen. O que gato no se apuesta delante de una puerta maullando hasta que consigue que alguien abra la puerta. Eso si, el gato se reserva el derecho de pasar o no porque su objetivo era simplemente ver esa puerta abierta. También los vemos colgados de las cortinas, subidos encima de los muebles maullando, escondidos en los cajones, las carreras nocturnas, etc.
Lo que todos los amantes de los gatos sabemos y que Antonio Burgos confirma es que los son animales muy peculiares, que tienen costumbres propios y un carácter muy especial. Cuando un gato llega a un hogar una vez se ha instalado y reconocido el terreno se convierte no solo en el amo de la casa sino en el de todo el universo. No hay reglas para los gatos porque los gatos son quienes las pones y si tu quieres adaptarte perfecto pero si no será tu problema.
Establecer una relación con un gato puede ser complicado en sus comienzos. Son ellos los que deben aceptarte y no al contrario. Es muy curioso que cuando un gato llega a una familia suele elegir quien es su preferido y normalmente es a esa persona a quien dedicara todos sus mimos. Una vez que uno ha superado la idea del gato que destroza los muebles, que es capaz de pasarse la noche corriendo por el pasillo, de saltar de cualquier mueble en cualquier momento y dejarse acariciar solo cuando él quiere todo se convierte en una buena experiencia.
A través de sus palabras se puede ver perfectamente el profundo afecto que siente el autor por sus gatos y la simpatía que le generan los demás aunque se nota que humaniza demasiado a los gatos e intenta dar algunas explicaciones de sus comportamientos demasiado rebuscadas.
Este libro no debe considerarse como una guía sobre el comportamiento gatuno. En ella no encontraremos respuestas al porque los gatos son curiosos, o porque se comportan de tal o cual manera, ni tampoco aprenderemos sobre sus cuidados o necesidades sino que son todo historias reales y cotidianas o incluso las propias reflexiones o lecturas subjetivas que realiza el autor.
Algunas frases….
“Y Dios decidió crear al perro para que el hombre se sintiera amado y aprendiera a amar, pero el hombre se volvió soberbio y entonces el Señor creó al gato para que el hombre aprendiera a ser humilde”  (Biblia del Oso - Casiodoro de Reina)
“No hay nada que disminuya tanto la propia estima como el desdén cordial de un gato al que quieres” (Mónica Edward)
“Uno debe querer a un gato atendiéndose a las condiciones que él fije” (Peter Gray)

domingo, 22 de abril de 2012

Los puentes de Madison - Robert J. Waller

Es 1987, el día del cumpleaños de Francesca y sus hijos no han podido venir a verla y celebrar junto a ella su cumpleaños, aunque realmente a ella no le importa demasiado porque aprovecha para rememorar viejos recuerdos, y es su mente quien sembrada de añoranza le lleva a agosto de 1965 cuando conoció a Robert Kincaid y quedó impresionada para siempre por él.
Robert buscaba los puentes cubiertos que existían en la región de Madison County en su camioneta llamada Harry cuando el destino y la costumbre de preguntar tres veces lo mismo le lleva hasta la casa de Francesca, quien pasará unos días sola mientras su marido y sus hijos están en una feria de ganado en Illinois.



Personajes
En este libro solamente aparecen dos personajes en escena:

Robert Kincaid es un hombre inteligente e imaginativo que vive en un mundo propio inventado por el mismo.

Vive en Washington y fue el único hijo para sus padres antes de que estos murieran. Se dedica a la fotografía y hace más de nueve años que se ha separado de su mujer. En el momento que transcurre la historia tiene 52 años y el pelo blanco pero aún conserva el cuerpo en buena forma y resulta atractivo.

Robert nunca fue a la universidad, en parte porque no tenía dinero aunque nunca quiso hacerlo. Se alistó en el ejército durante cuatro años para conseguir mantener a su madre y le destinaron a la fotografía. Comenzó sin ni siquiera saber poner un carrete en una cámara. Cuando abandonó el ejército comenzó su carrera profesional como fotógrafo que le llevaría a viajar por todo el país buscando los mejores encuadres. Esta situación degeneró su matrimonio después de cinco años y terminó separado.
Francesca Johnson, es una mujer que ya ha cumplido los cuarenta. Está casada y tiene dos hijos adolescentes Carolyn y Michael. Llegó desde Nápoles a Madison County con Richard, su marido, a quien conoció después de la guerra cuando contaba con tan solo 24 años y ella se dedicaba a enseñar en una escuela de niñas.
Se casó porque tocaba, no porque estuviese enamorada ni mucho menos, sino porque Richard le ofrecía cierta estabilidad.
Francesca es una mujer inteligente y sensible atrapada en un matrimonio convencional y aburrido.

Una historia real
Según cuenta el autor en el libro esta historia ocurrió en realidad. Fueron los hijos de Francesca, Carolyn y Michael quien propusieron al autor escribir la obra y le proporcionaron el material disponible.
Cuando Francesca Johnson murió en 1989, encontraron un sobre donde atesoraba lo que tenía de Robert Kincaid. Había guardado con tesón los reportajes que él escribió durante años en la revista National Geographic, para la que Kincaid trabajaba, siguiendo así la mayoría de sus viajes por el mundo. También encontraron cuatro cuadernos en los que Francesca se había obsesionado por plasmar la historia de amor entre los dos.
Cuando Robert murió, lo poco que tenía fue enviado a Francesca de forma que ella conservara lo último que él había poseído en vida.
Fueron estas cosas las que llevaron a Waller a componer la historia, se ocupó de investigar los lugares que había visitado llegando a sentir el mismo gran admiración por el fotógrafo, leyó los cuadernos y toda serie de reportajes, incluso habló con ancianos que conocieron al fotógrafo. Aun así es inevitable y como el mismo reconoce que existen lagunas en la historia imposibles de recomponer y se ha permitido ciertas licencias poéticas.

La novela


Cuando un extraño fotógrafo con el pelo largo y apariencia dura llega a su granja, Francesca sumida en una vida rutinaria y aburrida, inmediatamente se siente atraída por aquel extraño de pantalones ajustados y músculos marcados. Robert supone un soplo de aire fresco en su vida. Sus ideas novedosas, su trato amable, su caballerosidad hacen que ella se estremezca y toda su vida anterior pierda sentido.

Robert supone todo lo contrario que su marido, supone beber coñac, charlar, reír, bailar a la luz de las velas en la cocina y hacer el amor como jamás había hecho con su marido. Este nuevo incentivo en su vida supone volver a sentirse deseada y de nuevo como una mujer frente al convencionalismo y la frialdad de su esposo.

Robert tiene una forma peculiar de pensar, muy inteligente y liberal. Se nos muestra como un hombre que conoce la evolución y sospecha que la revolución tecnológica no tardará en llegar, donde las máquinas sustituirán al hombre y representarán una amenaza para la sociedad.
Francesca vuelve a vivir el sexo como una mujer, a experimentar deseos, a tener orgasmos después de muchos años en que ya no sentía nada, se encontraba sumergida en una vida sexual insulsa y desabrida.

Su amor no resultara fácil pues Francesca tiene una vida ya, una familia a quien cuidar y aunque la vida no le haya proporcionado aquello que le hubiese gustado en el fondo sabe que su familia no podría sobrevivir sin ella. Pero que está dispuesta a sacrificar Francesca por amor? Ella ama a sus hijos sobre todas las cosas y también a su marido aunque de otra forma, pero está profundamente enamorada del fotógrafo.

Desde un principio ambos sienten que existe entre ellos cierta intimidad y una conexión especial.
Es una historia que resulta inolvidable, un amor inmenso y enorme que llega, cala la piel y penetra hasta los huesos. Un amor de esos que llega a tu vida de forma espontánea sin que lo esperes y te sacude y te estremece hasta poner en peligro todos los cimientos de tu existencia. Pero también un amor que llega en un momento que no es el adecuado porque ya tenemos otros compromisos y es que a veces uno se equivoca y el amor no tiene edad ni razón de ser, simplemente ocurre porque si.
La acción trascurre en los cuatro días en que el fotógrafo permanece en esa región del sur de Iowa, que para el que sea escéptico quizá piense que no se puede consagrar un amor tan grande en tan poco tiempo, pero en el libro se entiende y se ve perfectamente porque para Francesca, Robert supone la vida llena de esperanza, supone la ilusión, el magnetismo, algo que ya ha perdido o mejor dicho, que nunca llegó a tener porque se casó sin estar enamorada.

Francesca se casó porque los tiempos eran difíciles porque en esa época una mujer sola no tenía ni futuro ni posibilidades y Richard le ofreció algo estable y seguro. Tan seguro que Francesca termina por contentarse con lo que tiene y teme cambiar su vida abandonar todo lo conseguido hasta el momento y enfrentarse a la vida. Ella ha enraizado en la granja, en Madison County tanto que ni siquiera piensa volver a Nápoles.

Es un libro que merece la pena leer, además casi se lee en una tarde porque sus 199 páginas pasan volando, la sencilla narrativa del autor hace que la lectura sea ágil y entretenida.

El final es sorprendente y resulta mucho mas intenso en la película aún que en el libro que desgarra mas si cabe. Me encantaría comentarlo aquí pero no pretendo estropear parte del encanto de la historia.


miércoles, 18 de abril de 2012

El museo de la inocencia - Orhan Pamuk

Esta es la historia de cómo le cambia la vida a Kemal Bey un joven perteneciente a la sociedad burguesa de Estambul cuando entra en una tienda a comprarle un bolso a su futura esposa con quien va a prometerse en pocos días.
Allí se reencuentra con la bella y moderna Füsun, una pariente lejana y pobre que trastoca su vida por completo. Lo que comienza con una serie de encuentros casuales en el edificio Compasión termina por convertirse en una pasión desenfrenada y obsesiva que se vuelve enfermiza cuando Füsun desaparece de repente.
Todos los sentimientos de Kemal son tan vertiginosos que le producen una seria enfermedad y para controlar sus síntomas irá coleccionando todos los objetos que le recuerdan a su amada Füsun y le hacen sentirse más cerca de ella.
 Personajes
Kemal Bey
Es el protagonista de la historia. Cuando comienza la novela en 1975 tiene treinta años y pertenece a una familia de nuevos ricos de la sociedad de Estambul que ha conseguido subir en el escalafón social gracias a la industria textil.
Kemal dirige la empresa paterna después de haber estudiados administración en Estados Unidos. Cuando conoce a la joven Füsun se siente inmediatamente atraído por ella, por su juventud y belleza y lo que había sido una vida tranquila hasta el momento le lleva hasta la más absoluta locura. Llega un momento en que Kemal no duda en robar, acechar, buscar e investigar con el fin de acercarse a ella. Su personalidad es un tanto perturbadora y vacilante porque no es capaz de tomar una decisión que encarrile su vida hacia un camino concreto.
Füsun
Cuando Kemal entra en la tienda de los Champs Elysees tiene dieciocho años y una vida totalmente distinta a la suya. Su familia no tiene dinero. Su madre se ha ganado la vida como ha podido trabajando como costurera y Füsun trabaja en la boutique para poder pagarse los estudios universitarios a los que aspira una vez consiga aprobar los exámenes de acceso.
Aunque en un principio nos los presentan como parientes lejanos en realidad no corre la misma sangre por sus venas. El abuelo de Kemal había sido el padrastro de la madre de Füsun.
Ambas familias habían mantenido buena relación pero finalmente la madre de Kemal terminó por dar de lado a la de Füsun debido a que esta participara en el concurso de belleza algo que consideraba deshonroso.
Füsun tiene una belleza muy evidente. Es alta, con largas piernas, la piel morena y el pelo teñido de rubio. También es una joven moderna a la que poco importa el qué dirán y sigue sus propios instintos.
Sibel
Es la prometida y futura esposa de Kemal. Una mujer muy guapa, inteligente y distinguida. Cualquier hombre estaría orgulloso de “conseguir una mujer así”.
Sibel pertenece a una familia aristocrática. Es la hija de un embajador jubilado.  Estudió en la Sorbona, un lugar que ha abierto su mente en cuanto a las ideas europeas pero que en el fondo tiene muy arraigado el pensamiento turco. Así Sibel decide no esperar al matrimonio para mantener relaciones con Kemal, aunque muy a su pesar y de forma muy incómoda para ella porque en el fondo tiene el convencimiento de que no hace lo correcto.
Kemal y Sibel era una pareja enviada por todos, moderna y atractiva cuyo futuro era inmensamente prometedor.
Estos son los tres personajes principales que construyen el triangulo de la historia. Otros personajes con menor importancia son las madres de Kemal y Füsun, Vecihe y Nesibe, dos mujeres muy distintas y con muy distintas perspectivas de la vida.
También están los amigos de la pareja Zaim, que inventó el primer refresco turco, Mehmet que intentará conseguir el amor de Nurciham y otros tantos personajes que completan la vida de Kemal con sus diferentes puntos de vista.
Estilo
La novela se desarrolla en Estambul. Comienza en 1975 y abarca los siguientes veinte años en la vida del protagonista. La sociedad turca en ese momento estaba aun muy cerrada aunque se comenzaban a percibir algunas ideas “europeas” que chocaban contra la tradición turca.
Una de las ideas que se repite constantemente en la novela es la de la “preciada” virginidad de las mujeres en una sociedad islámica. Algo parecido a una moneda de cambio ya que cuando una mujer se acuesta con un hombre es porque el matrimonio está prácticamente decido. Y las que son abandonadas antes de hacerlo se encuentran en una situación poco ventajosa respecto a la sociedad.
A la vez que nos muestra la situación política de ese momento concreto, la lucha de los políticos por hacerse con el poder a veces se hace mediante un golpe de estado. Pamuk nos muestra retazos de su preciada ciudad y con todo su amor, porque esto se le nota, nos muestra sus calles, edificios, lugares, costumbres, habitantes incluso sus restaurantes y sus modas. Todo un homenaje.
La novela que cuenta con 640 páginas está dividida en capítulos muy cortos lo que agiliza algo la lectura de una prosa un tanto repetitiva y lenta que profundiza y nos narra con lujo de detalle cada secuencia y cada sentimiento vivido por Kemal. La historia está narrada en primera persona. Será el propio Kemal Bey quien nos haga saber todos sus pensamientos y sentimientos. Aunque al final, en el último capítulo, conoceremos que no es Kemal quien nos narra la historia sino que es el propio Pamuk el que le pone voz con el afán de ordenar y adornar todos estos recuerdos de quien los vivió realmente. Esto hacer pensar que la novela está inspirada en las propias vivencias del autor. El último capítulo es una especie de epilogo que concluye la novela, nos resume y nos da una desenlace.
Al estar narrada en primera persona solo conocemos verdadera e interiormente a Kemal y el resto de personajes los conocemos a través de la visión que el mismo tiene sobre ellos. Así solo nos podemos hacer una leve idea de quién y como es Füsun. Sabemos que es muy atractiva pero poco más. No llegamos a conocer realmente su carácter ni su vida. Quizás este mejor trazado el personaje de Sibel, la prometida cuyo comportamiento nos aporta mucha información sobre ella.
Dice Pamuk que esta es la novela que más le ha costado escribir puesto que para dotar a su novela de credibilidad viajó por museos y bazares de todo el mundo buscando objetos simples y cotidianos con los que construir su historia intentando averiguar o mas imaginar cómo fueron los dueños que les dieron vida y construir su propio museo.
El museo de la inocencia que en la novela nos indica su localización mediante un plano y una entrada para visitar no es más que la recopilación de todos los objetos que Kemal guardó durante años para recordar su aventura.
Mi opinión
“El museo de la inocencia” no es más que la narración de cómo un amor perdido puede hacer enfermar a un hombre y como solo los objetos que le recuerdan a la mujer que ha desaparecido puede aliviar su dolor.
Kemal tiene una vida perfecta. Su familia es adinerada, su vida divertida y ha conseguido prometerse con una mujer guapa, inteligente y con clase pero el destino quiso llevarle hasta la boutique donde se encuentra Füsun y que su belleza y pasión acaben con todo lo que tenía antes en tan solo 64 días. Una mujer de quien no debería haberse enamorado y que su familia nunca aceptaría.
Su historia comienza poco antes de la fiesta de compromiso con su futura esposa y Füsun al ver que lo suyo no tiene ningún futuro decide desaparecer. A pesar de ser una joven liberal que no da tanta importancia al sexo como lo hace la sociedad turca tampoco está dispuesta a convertirse en la otra mujer, la amante escondida que pasa la vida esperando.
En realidad el principal problema de Kemal no  es solo que no tiene el valor suficiente para enfrentarse a todo el mundo y correr al lado de la mujer que ama sino que también ama a Sibel quien le da sosiego, paz y tranquilidad. Las dos mujeres son antagonistas una es pasión, libertad y diversión mientras la otra es paz y seguridad. Ante los obstáculos una decide huir y no seguir luchando y la otra decide ser paciente, aguantar y esperar a que la olvide.
A medida que la novela avanza nos sumergimos en las dudas, las obsesiones y la enfermedad de Kemal. Una enfermedad que solo se ve aliviada por todos los objetos que busca, guarda o roba (da igual su procedencia) y le recuerdan a Füsun y así poco a poco y año tras año va construyendo un museo que el lector está invitado a hacer un recorrido por su vida.
La novela cuenta con gran contenido sentimental. El autor se recrea en narrarnos detalladamente cómo se siente Kemal. Decía antes que nos narra la historia con todo lujo de detalles y es quizás por eso por lo que la novela se ha me hecho un tanto pesada y difícil de digerir. El libro tiene demasiadas páginas en las que el autor divaga lentamente sobre el amor, la sociedad, la virginidad pero siempre dando vueltas a los mismos conceptos y aportando poco.
El comienzo es bueno porque logra explicarte de forma amena la vida del protagonista, como conoce a Füsun, como se enamoran pero llega un momento en que la novela no avanza y se repite y repite lo mismo una y otra vez. En este punto, que me ocurrió algo antes de alcanzar la mitad, la lectura se vuelve lenta y el interés cae en picado. La existencia de una única voz (la de Kemal) que nos repite lo mismo página tras página llega a agobiar.
Como telón de fondo la sociedad turca del momento con una forma de pensar arcaica y tradicional pero que se está abriendo a los cambios. Y como no el tema de la represión femenina. Mientras los hombres pueden y de hecho se comprende, acostarse con quien quieran, la mujer debe esperar pacientemente al matrimonio. Aunque entre las jóvenes comienza a instaurarse un pensamiento más avanzado y algunas de ellas han transgredido esta norma lo hacen de forma incomoda y no exenta de ciertos remordimientos. En el otro lado de la balanza estarían las mujeres que si se atreven a vivir su sexualidad con naturalidad pero que son despreciadas por la sociedad y  condenadas a llevar la “mácula moral”.
La perdida de la virginidad conlleva a aceptar el camino al matrimonio de forma ineludible. Sibel acepta que el sexo exista en su relación pero una vez esta muy segura de tener todos los cabos atados. Cuando descubre la infidelidad de su prometido, se ve desesperada porque se encuentra en un callejón sin salida. Su única opción para salir airosa de la situación es esperar a que todo pase y continuar con sus planes como si nunca hubiese pasado. Pero para Kemal no será fácil volver a su vida de antes.
Una frase…
“Los objetos que nos quedan de los momentos felices guardan con mucha mas fidelidad que las personas que nos hicieron vivier esa dicha el placer de su recuerdo, sus colores, sus impresiones vitales y sus virtudes"






lunes, 2 de abril de 2012

En lo bueno y en lo malo - Carole Matthews


Josie es una mujer que no ha tenido mucha suerte en su matrimonio. Su marido un buen día decidió liarse con otra y cogió repentinamente las maletas y se marchó de casa. Pero ahora ha cambiado de idea y pretende que Josie vuelva a hacerle un hueco en su vida.
En el viaje en avión desde Londres a Nueva York donde se dirige para asistir a la boda de su prima Martha conoce a Matt un periodista musical que le inspira mucha confianza. A pesar del desengaño amoroso que acaba de sufrir no duda en poner ciertas esperanzas cuando este hombre le pide una cita.
Claro que las apariencias engañan porque este hombre le da un sonoro plantón la noche antes de celebrarse la ceremonia y Josi tendrá que soportar estoicamente la boda de su prima con un hombre que no parece ser el adecuado para ella.
¿Se casará finalmente Martha con un hombre con el que tiene poco que ver? ¿Volverá Josie a ver a Matt o volverá con su marido?
Personajes
Josie
Es la protagonista de la novela. Ha pasado la treintena y se dedica a dar clases a chicos de bachillerato de Tecnología de la Información y ciencias empresariales.  Vive en Candem, un barrio de Londres.
Cuando se separó de su marido llevaban 5 años casados. De repente un lunes por la mañana a primera hora Damien decidió largarse de casa porque se había enamorado de otra. Para Josie fue un duro palo porque esta situación le pilló totalmente desprevenida. No podía creer que se hubiera casado con semejante idiota.
Claro que todo estaba ya superado y ahora podía considerarse que estaba a gusto sola y era medianamente feliz. Aunque tampoco descartada la idea de tener un nuevo romance. Cuando todo estaba superado su marido decide que es hora de volver al hogar familiar y pretende que Josie le vuelva a hacer un hueco en su vida aunque ella en principio no está dispuesta a pasar por todo otra vez y no hace nada más que darle largas.
El viaje hasta Nueva York para asistir a la boda de su prima supone su primer viaje en soledad. Ocuparse de las maletas, del dinero, del billete de avión y no quedarse nada importante atrás supone todo un reto.
Cuando en el viaje conoce a un interesante periodista su intuición le dice que no estaría nada mal tener algo con este tipo. Aunque cuando este le da plantón se arrepiente de ser tan confiada.
En la boda Josie conoce al prometido de Martha, un hombre que es demasiado mayor para ella y no tienen mucho en común. Pero Josie no dejará que su prima se case sin estar bien segura de lo que siente.
Matt Jarvis
Es un periodista especializado en música rock.  Al igual que Josie está divorciado. Es un hombre sensible y muy atento pero con poca suerte en el amor.
Le aterra la idea de volar en avión aunque cuando la revista para la que trabaja le pacta una entrevista con un grupo de música en Nueva york no tendrá más remedio que acudir a la cita y no hay otra manera de cruzar el charco.
En cuanto conoce a Josie se siente atraído por ella y no duda en pedirle una cita a la cual no podrá llegar porque se ve envuelto en unas circunstancias atípicas para él con el grupo que va a entrevistar y termina borracho como una cuba y dormido en la habitación del hotel.
Arrepentido de haberla dejado en el restaurante durante toda la noche  intentará hablar de nuevo con Josie para pedirle disculpas. Pero como se puede buscar a una mujer en una ciudad como Nueva York si ni siquiera sabe su apellido, ni el hotel donde se aloja.
Matt comenzará ayudado por Holly una impetuosa búsqueda por la ciudad para intentar encontrar a la mujer que le ha robado un poquito el corazón.
Damien
Es el todavía marido de Josie porque se niega a firmar el divorcio con su esposa. En realidad no sabe que le pasó para dejar a la mujer que quiere. Se vio un poco superado por la situación y se dejó llevar por una mujer atractiva. Aunque las cosas no han salido como la espera porque echa de menos su vida anterior.
Y está dispuesto a recuperarla y para ello no dudará en interrogar a todo el mundo hasta averiguar donde se ha marchado Josie. Cuando se entera de que ha viajado a Nueva York se coge el primer vuelo y se dirige a la gran ciudad con la intención de presentarse en la boda y recuperar su antigua vida.
Martha
Es la prima hermana de Josie que va a casarse. Las madres de las primas eran gemelas pero la de Martha había muerto. A parte del duro trance que supuso para ella se siente desde entonces abandonada sobre todo porque no es capaz de decidir si Jack es el hombre correcto para ella.
Josie no está convencida de que ese hombre tan mayor, y con unas ideas tan distintas sea el hombre de su vida. Mientras Martha es una juerguista declarada que le encanta el materialismo, el consumismo y la comida basura, Jack detesta todo lo material e incluso es vegetariano.
Holly
Es la manager del grupo Headstrong, el mismo que Matt debe entrevistar para la revista y la causa que haga que se conozcan.
Holly lleva una vida bastante laxa y su objetivo es llevarse a la cama a Matt aunque este se resiste (porque Matt solo puede pensar en Josie y porque en el fondo no es de esos)  y sin saberlo se verá implicada en una búsqueda agotadora por toda la ciudad.
Estilo
La novela está narrada en tercera persona de forma que el narrador omnisciente nos cuenta todo lo que van viviendo todos los personajes. Aunque la protagonista es Josie el resto también tiene participación y se podría considerar que la historia tiene otras subtramas.
La historia comienza en Candem, un barrio de Londres donde vive Josie y luego se traslada a Manhattan en Nueva york donde se celebra la boda. En la novela se reparte casi al cincuenta por ciento los diálogos con las reflexiones de la autora sobre las relaciones amorosas. El lenguaje y estructura usados en la novela son demasiado básicos y sin una estructura definida. Con un tono bastante infantil nos va introduciendo en una trama bastante simple y carente de cualquier interés interés.
Este libro pertenece al género Chik lit y es imposible no compararlo con las novelas de Marian Keyes. Mientras las novelas de Keyes son frescas, divertidas y narradas con desparpajo a mí esta novela se me ha hecho pesada. La narración es lineal y sin ninguna sorpresa ni ningún acontecimiento interesante.
Si Marian Keys siempre introduce una historia dramática o por lo menos delicada que aporta cierta profundidad en el argumento, Carole Mathews elabora una historia bastante superficial  y artificiosa la cual a mí por lo menos no me ha aportado nada.
Mi opinión
“En lo bueno y en lo malo” es una novela que no me ha gustado. El argumento simple y solo, no da para las más de cuatrocientas páginas que tiene la novela. En ella no sucede nada de nada. Nos narra simplemente los acontecimientos  que giran en torno a una boda y como Matt después de haber dejado plantada a Josie intenta desesperadamente buscarla. Añadiendo una novia que parece no tenerlo claro y un ex marido celoso pululando por ahí.
Decía de su anterior novela que no me había dado ni frio ni calor y esta a la vez que es una historia que no ha generado ningún sentimiento en mí me ha resultado bastante aburrida. Aburrida porque está llena de tópicos, de situaciones ridículas y cuestiones que se hacen muy pesadas.
La autora no es capaz de generar ningún misterio o suspense en la historia porque los acontecimientos son fácilmente predecibles y el factor sorpresa no existe. Prácticamente desde sus inicios se puede prever el final sin lugar a dudar. Se supone que son dos las cuestiones a resolver y que deben captar tu atención una es si Josie va a acabar con Matt y si Martha (de forma secundaria claro) terminara por pasar por el altar.
Existen muchos diálogos pero también largas y pesadas reflexiones sobre el amor, el matrimonio o la naturaleza de las relaciones amorosas. Reitera una y otra vez los mismos temas sin que tengan ningún interés.  Y estos además son los temas de siempre, cuernos, una mujer solitaria, las dudas de una novia, el ex que de repente se ha dado cuenta de que se equivocó… Una novela llena de clichés.
Como en “El club de las chocoadictas” podrías pasar páginas y páginas sin leer y sin que el argumento haya cambiado un ápice.
Los personajes no están bien definidos y son todos iguales. Tampoco logra crear esa complicidad entre el lector y los mismos que hace cercana la novela y que te metas más en la historia. Los masculinos cobran más protagonismo en esta novela que en otras de su genero aunque al final resulta que hay mucho personaje  y poca chicha.
Carole Matthews confunde el estilo desenfado y humorístico con el tono infantil. Intenta recrear situaciones con chispa, graciosas pero algunas quedan bastante patéticas. Algunas de las conversaciones son tan forzadas que no puedes imaginar a ninguna persona en su sano juicio diciéndolas.
En resumen
Me parece que es una novela de la que yo debería haber prescindido. Con un argumento soso, con todos los personajes de la novela cortados con la misma tijera, y una voz narrativa muy pesada esta novela se hace pesada y aburrida de leer.