miércoles, 16 de mayo de 2018

Mi vida (no del todo) perfecta - Sophie Kinsella


Título: Mi vida (no del todo) perfecta
Autora: Sophie Kinsella
Publicación: Lince, marzo de 2018
Páginas: 384

La vida no siempre es tan perfecta como muestra nuestro muro de Instagram.

Katie Brenner, con 26 años, tiene una vida perfecta: un apartamento en Londres, un trabajo glamoroso y un canal de Instagram súper genial. Pero la verdad no es tan glamurosa, en realidad alquila una habitación que es diminuta sin espacio para un armario, tiene un trayecto diario con trasporte público eterno hasta llegar a su espantoso y humilde trabajo de administrativa en una empresa de comunicación, y la vida que comparte en Instagram no es realmente la suya… y espera que un día sus sueños se conviertan en realidad.

Y todo puede empeorar. Su vida (no tan) per­fecta se vendrá abajo cuando su jefa vaya a por ella, la despida y Katie no tenga más re­medio que regresar al campo de donde pro­cede y poner en marcha un nuevo negocio, un glamping, un camping glamuroso. Pero no contaba con que una de sus primeras clientas será su exjefa ni con todas las incóg­nitas que esa visita va a detonar.

Tal vez tienen más en común de lo que parece.  ¿Y qué pasa si al fin y al cabo ninguna de las
dos tiene una vida perfecta?

Mis impresiones

Cuando elijo algo de autoras como Sophie Kinsella lo que espero es una novela ligera, que me entretenga y me divierta. Me parecen perfectas para esos momentos en los que no tienes la cabeza para complicaciones y simplemente quieres evadirte con una lectura relajada y amena. Ya he leído otros libros de la autora de Loca por las compras, que es novela más conocida y siempre me han dejado buen sabor de boca. Hoy os hablo de su último trabajo.

“Primero: podría ser peor. En cuanto al desplazamiento hasta allí, podría ser mucho peor; debo tener esto siempre en mente. Segundo: merece la pena. Quiero vivir en Londres; quiero hacer esto, y tener que soportar un largo trayecto es parte del trato. Forma parte de la experiencia londinense, como la Tate Modern”

Katie Brenner, o Cat como prefiere que la llamen ahora, ha logrado el sueño de abandonar su Somerset natal y vivir en Londres. Allí comparte un apartamento con otras personas y trabaja en una empresa de publicidad y marketing. Casi tiene la vida perfecta con la que había soñado. Así sería sino fuera porque vive en una habitación diminuta en un piso que está tan lejos de su trabajo que tarda una hora y media en cada trayecto y aunque la empresa en que trabaja es de las mejores ella tiene el trabajo más insustancial que podría haber imaginado.

Sueña con ser algún día como Demeter, su jefa. Una mujer de esas que resplandecen. Tiene un trabajo importante, una familia adorable, una casa magnifica y un físico envidiable. A pesar de todo está medianamente contenta hasta que es despedida. Sin dinero para mantenerse en Londres y sin encontrar un nuevo empleo no le queda más remedio que volver a su casa en el campo y ayudar a su padre y la pareja de este a iniciar un nuevo proyecto dedicado al turismo rural de lujo, el glamping. Claro que no se imagina quien será su primera clienta.


Mi vida (no del todo perfecta) no es un libro al que se le deba exigir una gran profundidad a la hora de trabajar sus personajes ni una trama apasionante o complicada. Pero esto es lo mejor que tiene Kinsella. Que escribe una historia sencilla, con personajes con los que enseguida empatizas, que tiene sus puntos graciosos y que resulta en conjunto simpática.

Es una novela que toca temas muy actuales. Nos habla del endiablado ritmo de vida de las grandes ciudades, los sacrificios a los que hay que sucumbir para lograr el éxito o las dificultades de ascender en el trabajo. Pero sobre todo es una novela que saca a la luz algo de lo que quizás muchas personas no se percaten. Y es que la vida que podemos crear en las redes sociales, a nuestro gusto, mostrando lo que queremos y que quizás no se ajuste del todo a la realidad. Hay perfiles que muestran vidas divertidas, plenas y encantadoras, pero ¿Qué hay detrás de la necesidad de mostrar todo eso? ¿Es todo tan maravilloso como parece?

Además me parece muy divertida la forma en que muestra como los “urbanitas” buscan un entorno rural para pasar sus vacaciones. Yo ni siquiera conocía eso del glamping. Pretenden cosas auténticas, actividades al aire libre, sentir la naturaleza cerca pero a la vez no quieren prescindir de ciertos lujos a los que están acostumbrados o desvincularse del todo del teléfono por ejemplo. ¿Cómo sino iban a colgar sus nuevas experiencias en Instagram?

La protagonista de esta historia es Katie una joven de veintiséis años que siempre ha soñado con vivir en Londres a pesar de que esa decisión la ha alejado un poco de su padre, que no está de acuerdo con ella. Allí las cosas no son tan fáciles ni tan fascinantes como ella había imaginado pero está dispuesta a seguir hacia adelante. Así cuando se queda sin empleo tiene que volver a casa aunque no quiere contar la verdad que sería como asumir un fracaso. De todas formas ¿Quién va a averiguarlo en medio del campo? Es un personaje que me cayó bien desde el principio. Es positiva, irónica, creativa y con iniciativa.

Alrededor de ella encontraremos un grupo de secundarios muy variados. El bonachón de su padre, la pareja de este, su despistada jefa o Alex, un chico que aparece un día repentinamente. Las relaciones entre ellos nos hablan de lazos afectivos, del valor de la familia o de relaciones que a veces es mejor dejar pasar porque no nos convienen.

El estilo de Sophie Kinsella es muy directo y divertido. La novela está narrada en primera persona haciendo uso del sarcasmo y la ironía aunque también hay momentos en los que la autora descubre grandes verdades que muchas veces obviamos. Su lectura es fluida, tiene ritmo y engancha.

Conclusión
Mi vida (no del todo) perfecta es una de esas novelas que de vez en cuando se agradecen. Una historia fresca, desenfadada, simpática y entretenida.

19 comentarios:

  1. Me gusta esta autora. Me lo pasé en grande con La saga de los por las compras. Por lo que cuentas, ésta también me gustaría
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hace unos años leí Te acuerdas de mi?. Y me resultó entretenida, así que no descarto leerla esta cuando necesite una novela fresca, desenfadada y sin complicaciones. Besinos.

    ResponderEliminar
  3. He leído varios libros de Sophie Kinsella, y éste me apetece mucho. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¿Te puedes creer que aun no he leído nada de Kinsella? ¡Tendré que ponerle remedio pronto :)

    ResponderEliminar
  5. La tengo pendiente en la estantería y tiene muy buena pinta, aunque no sea las típicas novelas que leo. Besos

    ResponderEliminar
  6. Leí alguno de ella hace tiempo y me entretuvo y a veces se agradecen lecturas más ligeras y divertidas, no todo va a ser profundo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Suelo leer a esta autora y otras de su estilo en verano, cuando apetecen más lecturas sencillas, frescas, rápidas que no te compliquen mucho la vida así que la noto para cuando lleguen estos meses de verano para los que ya no queda nada 😉

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. He leído todos los libros de la autora menos este, el que más me gusta es Una chica años veinte, lo que me pude reir. Así que este espero leerlo pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es la primera reseña que leo de esta historia y la verdad es que pinta francamente divertida! Tampoco conocía a la autora así que no me importaría probar. Lo anoto ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. No soy muy fan de Kinsella. Me dejó muy fría la de "Loca por las compras" o "La loca de la casa" (o algo así), creo que solo me gustó "Una chica años veinte". Así que este lo dejo pasar. Eso sí, me ha sorprendido que venga de la mano de Lince Ediciones, no me lo esperaba. Besos.

    ResponderEliminar
  11. No conocía a la autora y justo el fin de semana pasado acabé este libro del que hoy nos hablas. No sé si es porque esperaba algo más "divertido" pero el caso es que aunque me ha gustado, de hecho estoy de acuerdo con casi todo lo que comentas, esperaba algo más aunque creo que es más bien una cuestión personal.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. No me atrae nada, la verdad. Pero gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Pues si cumple con su cometido de entretener y contar alguna cosa interesante sin calentarle la cabeza a un lector que busca distracción , no hay que pedirle más y bien por la autora.

    ResponderEliminar
  14. A mí la verdad es que en esta ocasión no me llama nada. Es cierto que a veces te gustan cosas frescas, pero cada vez pedimos un poco más.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No es muy de mi estilo por lo que parece, aunque tienes toda la razón cuando dices que de vez en cuando este tipo de novelas vienen muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. No me termina de convencer el libro, por lo que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. No es lo que suelo leer, pero si en algún momento me animo con este estilo, tendré en cuenta este libro, que ya veo que lo has disfrutado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Es cierto que a veces historias tan frescas como esta que comentas van bien para desconectar, ya no solo de otras lecturas mas densas sino también de la realidad que nos rodea.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. This is interesting, author nurtured a current issue

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!