lunes, 18 de septiembre de 2017

La ciudad de cristal - Paul Karasik y David Mazzucchelli



Título: La ciudad de cristal (Novela gráfica)
Adaptación: Paul Karasik y David Mazzucchelli
Publicación: Navona, septiembre de 2017
Páginas: 150

El solitario Quinn, un escritor de novela policiaca sin ambiciones, recibe un día una llamada telefónica de alguien que lo toma por el detective Paul Auster y le pide ayuda desesperadamente. Quinn decide entonces hacerse pasar por el tal Auster y acudir a la cita. Allí conoce a un poeta cuyo padre, un lingüista y estudioso de las religiones demente, lo encerró y aisló del mundo durante nueve años durante su infancia. El niño fue rescatado y el padre juzgado y recluido en una institución, de la que ahora está a punto de salir. El hijo teme por su vida y necesita la protección del detective Paul Auster.  

Mis impresiones

Navona ha reedidtado este mes la adaptación gráfica de Ciudad de cristal del conocido escritor Paul Auster. Esta novela forma parte de la Trilogía de Nueva York, que son tres novelas que han sido muy aclamadas y que cuentan con muchos elogios. La versión gráfica se publicó en 1994. Este trabajo nos llega de la mano de Paul Kararik y Davi Mazzucchelli con la traducción de Francisco Pérez Navarro. Además, cuenta con una interesante introducción de Art Spiegelman en la que nos aclara como surge la idea, el desarrollo y como este proyecto, con algunos inconvenientes, llegó por fin a ver la luz. Al parecer el propio Auster ha dicho que la idea de la que parte su novela se inspira en una llamada real que recibió durante una noche. Claro que él no vivió nada más que eso.

Quinn es un escritor que ha perdido el rumbo. Tiene treinta y cinco años y su vida es vacía e insustancial. De joven escribía poesía, teatro y ensayo pero tras la muerte de su mujer y su hijo se abandonó por completo, se aisló del mundo y comenzó a escribir novela policial bajo un seudónimo. La trama arranca cuando Quinn recibe varias llamadas en mitad de la noche en las que alguien le ha confundido con el detective Paul Auster. Al principio niega ser él, pero unas noches después, emulando la personalidad detectivesca del personaje de sus novelas, decide aceptar el caso y concierta una cita con los Stillman, las personas que han solicitado su ayuda.

De esta forma Quinn comienza a investigar un caso bastante oscuro. El de un poeta que vivió una infancia aterradora de manos de su padre, un estudioso de las religiones que parecía haber perdido la cabeza y que usó a su hijo como cobaya para experimentar una de sus teorías. Esto dejó graves consecuencias psicológicas y emocionales en Peter quien posteriormente se sometió a años de tratamiento psiquiátrico, aunque nunca ha llegado a superar lo vivido. El caso fue descubierto y el padre condenado pero ahora está a punto de salir a la calle y Quinn debe protegerlos adoptando la identidad falsa del detective Paul Auster.

Aunque he leído varias novelas de Auster no he tenido ocasión de leer Ciudad de cristal con la circunstancia adicional de que no he leído mucha novela gráfica. Por lo que no sabía que me iba a encontrar ni cuál sería el resultado. Iba un poco escéptica a esta lectura y sin embargo el resultado ha sido sorprendente. He disfrutado muchísimo con ella y me ha parecido un trabajo muy interesante, tanto por la historia como por la forma en que está tratada visualmente. De hecho creo que leeré la de Auster.

En La ciudad de cristal nos vamos a encontrar un argumento cargado de misterios e interrogantes que consiguen captar tu atención desde el primer momento y te invitan a seguir leyendo. En el camino nos vamos a encontrar ideas que parecen no tener sentido, que son abstractas, metáforas, teorías sobre la naturaleza del ser humano, sobre la naturaleza del lenguaje y como este influye en el comportamiento del hombre. Ideas que planean sobre conceptos como la torre de Babel y algunas otras referencias bíblicas.

Mientras leemos todo eso vemos los cambios que se producen en el protagonista. Antes de comenzar la historia es un hombre acabado. La razón es que cinco años atrás perdió a su familia. La historia de los Stillman le obsesionará hasta puntos insospechados y hasta tener verdaderos efectos nocivos en su persona.  A lo largo del desarrollo de la novela se juega constantemente con la idea de la identidad, los nombres, los seudónimos e incluso la apariencia física lo que permite a los personajes desdoblarse para mostrar diferentes caras. Son personajes que te desconciertan y que te llegan a producir diferentes emociones.

Con respecto a las ilustraciones, como podéis ver en las imágenes que os he dejado, son viñetas en blanco y negro (que usan narración, diálogos o ambas cosas) que representan el texto narrado a la perfección. Y eso que en mi opinión la historia no está exenta de dificultad por ese contenido metafórico e incluso confuso que en algunos momentos presenta. Como os he dicho antes apenas he leído novela gráfica, pero me he adaptado perfectamente a ella y me ha gustado. Se que a muchos de vosotros esto os echará para atrás aunque creo que merece la pena darle una oportunidad.  

Debido al formato y partiendo de mis propias conclusiones al no haber leído la original supongo que la historia está muy condensada. Y a pesar de ello el desarrollo está muy bien logrado, dando en el clavo y haciendo que se comprenda a la perfección. Adaptar una novela en unas cuantas frases cortas no debe ser tampoco un trabajo fácil.

Como curiosidad el propio Paul Auster se convierte en un personaje más de la historia, aunque tampoco es el detective que los Stillman buscan, apareciendo en algunas escenas con alusiones a El Quijote, una novela que el escritor admira profundamente y a la cual pretendió homenajear con Ciudad de cristal.

Conclusión

He disfrutado La ciudad de cristal más de lo que creía. Una novela gráfica que en mi opinión es un muy buen trabajo. Una novela cuya intriga te invita a seguir leyendo y cuyas ilustraciones están muy bien logradas.

19 comentarios:

  1. Me la apunto, no me importaría leer una novela gráfica con esta temática.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me llaman mucho la atención estas adaptaciones a novela gráfica. No me importaría leerla

    ResponderEliminar
  3. Que original esta edición gráfica, me gusta.

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo conocía y creo que me gustaría mucho, tomo buena nota.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Lo leí ha ce años, bueno la trilogía completa y me gustó mucho.Este es original aunque a mí ese tipo de ilustración no me atrae mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Una reedición original aunque la novela gráfica no la veo para mi.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco soy mucho de novela gráfica y creo que preferiría leer la novela original de Paul Auster antes que ponerme con esta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mi tampoco me va mucho la novela gráfica, esta vez la dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. A pesar de lo mucho que me gusta Paul Auster, nunca he sentido curiosidad por estas novelas gráficas, no sé creo que pierden el encanto de la obra original.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta Auster y me encanta el libro, tal vez por eso leer la novela gráfica puede ser un arma de doble filo: o solo le vea pegas o me encante.

    Me arriesgaré y la anoto.
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  11. No me atrae su lectura. Paul Auster es un autor con el que no conecto, aunque esta sea una adaptación de su novela.

    ResponderEliminar
  12. Hola preciosa!
    Llevo tiempo que no me animo con este género.
    Feliz Lunes!

    ─ Fantasy Violet ─
    Besotes!

    ResponderEliminar
  13. Hola Albanta,

    Vale...
    De Paul Auster solo he leído un libro.Es verdad que es un autor de lo más prolífico...
    Si que había oído hablar de la trilogía de Nueva York, y me ha sorprendido para bien la sinopsis, que me parece bestial...
    Me gusta que el mismo se convierta en un personaje...
    Eso sí, si en un futuro me decido a leerlo no será en este formato... Me cuestan mucho las novelas gráficas!! ;)

    ResponderEliminar
  14. No suelo animarme con este género, pero esta vez sí que podría.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Tiene muy buena pinta, le echaré un vistazo
    Besos

    ResponderEliminar
  16. La leí hace tiempo pero en otra edición. Me gustó mucho. Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola guapa!
    Ahora que lo pienso hace bastante que no leo una novela gráfica. Esta no pinta nada mal, el dibujo me gusta bastante :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  18. Por el alto contenido filosófico y metafórico, sé que este autor no es para mí, pero vaya, me alegro que hayas disfrutado con esta obra :)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!