sábado, 5 de agosto de 2017

Vacaciones...

Llegadas estas fecha una servidora necesita un descanso y desconectar unas semanas del blog. El cansancio se acumula y es bueno coger aire y respirar para volver con más fuerza. Así que os deseo que paséis un buen verano, que disfrutéis todo lo que podáis y nos vemos en septiembre.


viernes, 4 de agosto de 2017

El hombre que salió a buscar a su mujer - Phaedra Patrick



Título: El hombre que salió a buscar a su mujer
Autora: Phaedra Patrick
Publicación: Ediciones B, julio de 2017
Páginas: 352

Tras más de cuarenta años de matrimonio, Arthur Pepper ha enviudado. El día del aniversario de la muerte de su esposa, cuya ausencia le ha afectado profundamente, por fin se arma valor para revisar sus pertenencias. Es entonces cuando descubre un brazalete de dijes –pequeños adornos colgantes también llamados charms– que nunca antes había visto. Algunos de ellos son muy llamativos, y Arthur pronto se da cuenta de que encierran la clave de un recuerdo. Llevado por la curiosidad, emprende una sorprendente aventura que lo conduce de Londres a París y la India. En su épica investigación sobre la vida secreta de su mujer antes de que se conocieran, Arthur recuperará la serenidad, se descubrirá a sí mismo y encontrará el amor en los lugares más inesperados.

Mis impresiones

El hombre que salió a buscar a su mujer es la primera novela de la escritora inglesa Phaedra Patrick que hasta ahora se había dedicado a los cuentos, una categoría que le ha hecho ganar diversos premios.

“Arthur se levantaba de la cama cada mañana a las siete y media en punto, tal como solía hacer cuando su esposa Miriam aún vivía. Se duchaba y se vestía con sus pantalones grises, su camisa azul clara y su chaleco de punto color mostaza, los cuales había dejado preparados y bien dispuestos la noche anterior. Se afeitaba y luego bajaba a la planta principal.

La novela comienza el mismo día en que se cumple un año de la muerte de Miriam, la esposa de Arthur Pepper. Tras un largo matrimonio de más de cuarenta años en lo que ambos disfrutaron de una plácida y afectuosa relación, Arthur aún no ha acabado de asimilar la soledad que ahora le acompaña. Pero también siente que es el momento de superar la pérdida y comienza a revisar las pertenencias de su esposa para deshacerse de aquello que ella jamás ya podrá usar.

Esta es la forma en la que encuentra una bonita caja roja de terciopelo en forma de corazón que nunca antes había visto. En su interior encuentra un objeto que tampoco le resulta familiar. Se trata de una pulsera de abalorios en los que un elefante, una flor, un libro, una paleta, una cabeza de tigre, un dedal, un anillo y un corazón parecen querer contar una historia. Arthur no está muy seguro de querer descubrir si su mujer escondía una vida anterior pero no puede evitar sentir curiosidad por todo aquello que Miriam nunca le contó.

El hombre que salió a buscar a su mujer nos lleva por una historia cargada de emociones que se mezclan con ciertos momentos divertidos que proporcionan las peripecias que vive su protagonista. Una historia que nos habla de la búsqueda de un hombre que quiere conocer la vida que tuvo su mujer antes de que se casara con él. Pero ¿Qué motivos podría haber tenido Miriam para ocultárselo? ¿Habría algo oscuro en su pasado? ¿Qué descubrirá Arthur?

Con estas premisas nos introducimos en una novela ligera, de agradable lectura que te atrapa, que te entretiene y a la vez te hace pensar en muchas cosas relacionadas con la familia y las relaciones de pareja. Para encontrar el origen de esos abalorios el protagonista tendrá que indagar en lugares tan dispares como La India, Londres, Bath o París. Allí irá encontrando pequeñas parcelas de la historia que quiere componer.

Al comienzo de la novela, cuando conocemos a Arthur Pepper vemos un hombre solitario, de rutinas y una mente quizás un poco cuadriculada. Tenía una bonita y sólida relación con su mujer y la echa mucho de menos. Ahora se conforma con la compañía de su planta a quien llama Frederica. La relación con sus hijos se ha vuelto distante y ya solo cumplen con varias llamadas de rigor al año. Pero ¿En qué momento y porque ocurrió todo esto? No está seguro de querer emprender el viaje, teme encontrar cosas que les disgusten o que enturbien el dulce recuerdo que tiene de Miriam pero a la vez siente la necesidad. Es un personaje al que es inevitable compadecerle y cogerle cariño. A lo largo de la novela, a través de sus viajes y sus nuevas experiencias veremos cómo va evolucionando y se irá redescubriendo a sí mismo a los sesenta y nueve años, una edad a la que él mismo pensaba que ya no le quedaba vida.Como también irá cambiando la vida de las diferentes personas que se encuentre en el camino.

Como personajes adicionales también está su hija Lucy, que no ha sido capaz de cumplir el sueño de formar una familia, en menor medida su hijo Dan, que vive en Australia, o su vecina Bernadette, una viuda siempre dispuesta a ayudar a los necesitados entre otros personajes que irán apareciendo y despareciendo de la historia y que nos irán causando diferentes sensaciones. Y Miriam está muy presente en la novela aunque sea un personaje ya desaparecido. Una mujer con una antes y un después en su vida. Pero ¿Por qué nunca le contó nada a Arthur de los lugares en los que estuvo?

Al final, El hombre que salió a buscar a su mujer es una novela que nos habla de segundas oportunidades, de que hay que dejar atrás el pasado y mirar hacia adelante. Podemos regodearnos el tiempo que necesitemos pero luego hay que buscar un nuevo camino.  Pero también es una novela que nos avisa de que el tiempo es irrecuperable y que hay que aprovecharlo al máximo. Durante el viaje Arthur recordará muchas de las cosas que vivió con su mujer o momentos con sus hijos. Quizás si pudiese volver atrás los hubiese vivido de otra manera. La autora nos recuerda que el tiempo pasa que nuestros hijos crecen, se van y que nunca más podremos vivir ciertos instantes.

La novela está escrita con agilidad y una prosa sencilla y directa. Narrada en tercera persona conoceremos muy bien a su protagonista. Como ya he dicho tiene una parte emotiva aunque también hay ciertos momentos y situaciones en que la historia resultan más divertidos o desenfados.

Conclusión

El hombre que salió a buscar a su mujer es una lectura agradable y distendida que nos lleva por una historia que nos hace reflexionar y nos habla de segundas oportunidades y empezar una nueva vida.



jueves, 3 de agosto de 2017

Amor es la respuesta - Carmela Dáiz



Título: Amor es la respuesta
Autora: Carmela Díaz
Publicación: La esfera de los libros, 2017
Páginas: 454

Amor es la respuesta es la novela de cinco generaciones de mujeres excepcionales y la búsqueda de un incierto tesoro. Una gran aventura que se inicia intramuros de los fastuosos harenes del Imperio Otomano, nos conduce a la corte de Nicolás II, el último zar de Rusia, y recala en la misteriosa vida de una lady inglesa y en su nieta, una bella anticuaria que en la búsqueda de sus orígenes también hallará el amor.

Mis impresiones

A pesar de que Carmela Díaz ha escrito ya cuatro novelas anteriormente este ha sido mi primer acercamiento a ella. La novela me llamó la atención porque en su sinopsis nos hablaba de una saga de mujeres, un género con el disfruto muchísimo y siempre me apetece leer una nueva historia.

“Todo comenzó por amor al arte. El suyo, el mío, el de nuestros padres, el de nuestros antepasados… Pero ¿qué es el arte? Es un don que tiene el ser humano para enmascarar la mediocridad que nos rodea a través de creaciones hermosas. La asombrosa capacidad de hombres y mujeres de perfilar una visión sensible de un mundo cruel.”

Amor es la respuesta se desarrolla a través de dos líneas argumentales que discurren de forma paralela. Por un lado tenemos a Violeta Velarde, una mujer que a sus treinta y cinco años se entera de sus verdaderos orígenes. Ha crecido junto a Fermín, su padre adoptivo desde que tenía tres años, rodeada de arte y las antigüedades que tienen en la tienda con la que ambos se ganan la gana.

Cuando se entera de que Kate Austen, una elegante y bien posicionada mujer inglesa, era su abuela y que sus padres murieron en un accidente de tráfico, Violeta tiene sentimientos encontrados. Le alivia saber que no fue abandonada por sus padres pero a la vez se pregunta por qué su abuela no se ocupó de ella. El ansía de conocimiento y la curiosidad por sus verdaderas raíces le hace emprender una investigación para la que necesitará ayuda. Mientras un hombre intenta hacerse hueco en su vida aunque Violeta no está muy dispuesta a dejarlo entrar.

Por otro lado retrocedemos hasta mediados del siglo XIX en algún lugar del Imperio Otomano. La joven Selma pertenece a una familia humilde pero su gran belleza la lleva a vivir dentro del harén del sultán. Prácticamente es comprada a sus padres por un puñado de monedas de oro y allí será educada y engalanada de forma que gracias a sus atributos e inteligencia se convierte inmediatamente no solo en la favorita del sultán sino también en la de la madre de este, concediéndole ambos ciertos privilegios sobre las demás.

Con estos dos hilos conductores nos encontramos una novela en la que las historias de amor, haciendo honor a su título, tienen un protagonismo destacado. Y viviremos dos romances diferentes a través de sus dos protagonistas. Una de ellas entregada, dispuesta a todo por permanecer junto al hombre que ama y a la otra, desconfiada y siempre en alerta, le costará abrir su corazón y permitir que alguien penetre en él.

Pero Amor es la respuesta no es solo una novela que nos hable de amor porque una de sus protagonistas tendrá que adentrarse en su pasado para saber realmente cuales fueron sus raíces y quienes son aquellas personas de las que procede pero que nunca llegó a conocer. A su abuela Kate la conocía por moverse en los mismos círculos sociales y por la amistad que le unía a su Fermín, su padre adoptivo. Esta trama nos llevará a conocer una historia muy interesante de una mujer que vivió intensamente y que nos llevará hasta la Rusia de los zares en la que nos encontraremos con la familia Romanov tocando parte de lo que le ocurrió a esta dinastía que si conocéis un poco la historia sabréis como acabó todo.

He disfrutado con estas pinceladas de historia y con las que Carmela Díaz nos da sobre el mundo de los harenes en el Imperio Otomano. Como vivían las mujeres, la jerarquía y posición que ocupaban cada una de ellas entre otros detalles. Así mismo en Amor es la respuesta, el arte está muy presente. El padre de Violeta es anticuario y ella ha aprendido mucho de arte con él. Las referencias son frecuentes e incluso cada una de las cinco partes en las que se divide la historia hace referencia a un cuadro y una novela.

Dos son los personajes que protagonizan esta historia. Violeta es una mujer de treinta y cinco años que acaba de terminar con hastío una relación amorosa. A mí me ha dado la sensación de que es un personaje con las ideas muy claras que dice lo que piensa y que tiene mucho carácter. Quizás no sea el típico personaje por el que el lector siente lástima o empatiza desde el principio pero poco a poco nos va mostrando sus debilidades y miedos. Un personaje que está bien dibujado y que me ha parecido fresco. Selma, en cambio, tiene un carácter afable y moldeable. Su vida en el harén es agradable y sin embargo cuando descubre que tiene otra ambición no duda en luchar por ella. Y las referencias que teneos de Kate es que poco antes de morir era una mujer de clase elevada, refinada y con buen gusto. Pero ¿Cómo fue en su juventud?

Aunque en la sinopsis nos habla de cinco mujeres y las conoceremos a todas, el resto no están tan bien perfiladas como las protagonistas. En la novela hay más personajes como Fermín, Marc Ribó que el periodista que ayudará a Violeta a investigar sobre su pasado, Vicent Moliere, un hombre de portentoso físico y procedente de una familia acaudalada que está muy relacionado con el arte.

Como ya os he dicho la novela está formada por dos hilos argumentales que aunque en principio no veamos relación al final comprenderemos el porqué de las dos historias. La parte de la actualidad está narrada en primera persona por Violeta y en ella vemos sus emociones y sentimientos. Me han parecido muy reales porque aunque a veces no son siempre amables o correctos creo que reflejan el pensamiento y la forma de expresarse actual, soltando muchas expresiones coloquiales en las conversaciones por ejemplo. La parte que hace referencia al pasado está narrada por una voz en tercera persona omnisciente y aunque al principio sus apariciones son más breves pronto esta trama pasará a equilibrarse con la otra. Me ha gustado la forma de narrar de Carmela Díaz. Me ha resultado muy personal y muy cuidada con un estilo narrativo que sin ser recargado se aleja de toda simpleza.

Conclusión

He disfrutado mucho leyendo Amor es la respuesta, una novela que nos lleva por las vidas de mujeres muy diferentes que han vivido también en épocas muy diferentes. Pero si quieres descubrir que tienen en común todas ellas tendrás que leer la novela porque aunque no lo he mencionado hay un tesoro que se esconde entre sus páginas.


miércoles, 2 de agosto de 2017

La señora Stendhal - Rafel Nadal



Título: La señora Stendhal
Autor: Rafel Nadal
Publicación: Destino, junio de 2017
Páginas: 282

Cuando el último día de la guerra una bala se lleva la vida de una joven madre en un tiroteo en la plaza de Sant Pere de Girona, el destino de Lluc queda para siempre atado al de la señora Stendhal, que lo criará cómo si fuera hijo suyo. La fuerza de la madre adoptiva, la rebeldía del joven Dani y la sabiduría del abuelo Dídac acompañarán la mirada inocente del niño por un paisaje cargado de emociones y promesas. Hasta que choque con el ansia de venganza de los ganadores, decididos a saldar cuentas. Después del éxito internacional de La maldición de los Palmisano, Rafel Nadal vuelve a la posguerra con su obra más madura; una novela, entre realidad y ficción, que cierra el ciclo del autor sobre los bandos, el destino y la libertad individual.

Mis impresiones

A Rafel Nadal lo conocí con su novela anterior titulada La maldición de los Palmisano, que fue una saga familiar ambientada en Italia que disfruté ampliamente. Su última publicación representa una historia completamente diferente aunque conserva muchas de las características que me encantaron en la anterior.

“En el pueblo, los mandamientos de la ley de Dios eran dos: Sabater y Ros. Antonio Sabater y Pere Ros, los dos grandes terratenientes de la comarca, eran propietarios de la mitad de las tierras, se alternaban en la alcaldía, aplicaban las leyes a su conveniencia y se aseguraban el control del pueblo.”

La historia comienza en Girona en 1990, cuando el narrador de esta historia se refugia de un diluvio en una librería del barrio antiguo. Allí encuentra una antigua postal que le hace rememorar el pasado. La primera persona que le viene la mente es la señora Stendhal.

De esta forma retrocedemos en el tiempo hasta pocos años después de finalizar la Guerra Civil. El último día de la contienda fue el mismo en que murió la madre de un muchacho llamado Lluc que queda huérfano y pasa a vivir con la señora Stendhal, con su hijo adolescente Dani y con el abuelo Dídac. Esta familia representa al bando de los vencidos y el abuelo ha podido bajar de los montes en donde se tuvo que refugiar tras la caída de la república pero las cosas aún no están demasiado en calma. Vencedores y vencidos seguirán siendo enemigos y aún tienen muchas cuentas que saldar.

Y así veremos como transcurre la vida en esa época desde la perspectiva de un niño que ha perdido a su madre y que es acogido por otra familia que le trata como si fuera la suya propia. Pero es una familia que ha perdido la guerra y que tienen que sufrir el autoritarismo y el abuso de poder del bando franquista. Desde la casa de la carretera de los árboles en la que viven van viendo pasar la vida y comprobando que nada ha terminado aún. Porque el odio sigue vigente. Porque la guerra ha terminado pero no hay paz para nadie.

Rafel Nadal consigue ambientar muy bien la novela y que comprendamos perfectamente el ambiente de represión que se vivía en los años cuarenta en España. En un pequeño pueblo de Cataluña dos hombres se hacen con el poder y manejan a su antojo a todo el pueblo imponiendo sus ideas e incluso robándoles lo que les pertenece. Una ambientación perfecta  que permite que se evidencien estas relaciones entre ideologías contrarios. Al ser un lugar tan pequeño era inevitable saber en qué lado había luchado cada uno y es algo que se recordaría durante años. 

Pero más a allá de bandos creo que con mucho acierto Rafel Nadal consigue eliminar ciertos estereotipos de unos y otros rompiendo algunos clichés que nos vendrían de momento a la cabeza aunque nos ponga de lado de una familia republicana. Claro que para ello utiliza los personajes dotándoles de ideales propios y sobre todo más humanos que políticos. Nos habla de justicia, de deseo de venganza, de la ambición y las ansias de poder. Pero lo más importante es que nos enseñan que las cosas pueden tener una apariencia diferente a lo que realmente son. Iremos conociendo secretos y mentiras que cambian la vida de sus personajes

La señora Stendhal está narrada por Lluc, su protagonista, que al comienzo es solo un niño inocente que ve que suceden cosas que no comprende muy bien a su alrededor. Ve los silencios de la que ahora le trata como un hijo o la mirada perdida del abuelo cuando reciben ciertas visitas y sin embargo no les encuentra explicación. Poco a poco veremos como el niño crece, como abre los ojos y como decide lanzarse al mundo e intentar librar su propia guerra. Sin embargo con el tiempo y ciertos actos comprenderá cosas muy importantes, algunas sobre su familia, representando una lección de vida que no podrá olvidar.

En tiempos de guerra los hombres salían a luchar y las mujeres se quedaban en casa luchando de otra forma. Contra la guerra, contra el miedo y el hambre con sus hijos a cuestas y el enemigo al lado. Después muchos hombres subieron a los montes y ellas tuvieron que seguir pagando las consecuencias. Un buen ejemplo es la señora Stendhal, la que da nombre a la novela. Una mujer que se queda sola con su hijo aunque más tarde podrá recuperar a su padre. También una mujer que acoge a Lluc con todo el cariño del mundo tratándole como a un hijo más. Otros personajes más son el abuelo Dídac, cuyo comportamiento es más moderado y al margen de lo que los demás representan. Se ha resignado a callar y guardarse el dolor, la rabia y la impotencia o el joven Dani, que aún cree que algo puede cambiar en el mundo y se caracteriza por su rebeldía.

Aunque pueda parecer que la historia ya la hemos visto otras veces, que es más lo mismo a mí su desarrollo me ha sorprendido, sobre todo el último tercio de la novela en el que pasan cosas inesperadas y que dan un poco la vuelta a las cosas. Matiza y suaviza muchos de las cosas que hemos leído y pensado.

Me gusta la forma que tiene Rafel Nadal de abordar y contar sus historias. Con naturalidad, sencillez y prescindiendo de florituras innecesarias creo que es capaz de llegar al lector. Una novela donde los silencios deben ser rellenados por el autor porque en ocasiones son tan significativos como las palabras. Y a veces estas llevan por mentiras o secretos que cambian las perspectivas de las cosas.

Conclusión

La señora Stendhal es un buen retrato de una época difícil para muchos hombres y mujeres a los que les tocó vivirla visto desde la perspectiva de un niño y su transición a adulto. Una novela de emociones contenidas que se lee a gusto, que nos presentan unos personajes interesantes y una trama que va a más y que sorprende en algunos momentos.