miércoles, 3 de mayo de 2017

Confabulación - Carlos del Amor



Título: Confabulación
Autor: Carlos del Amor
Publicación: Espasa, marzo de 2017
Páginas: 224

Un hombre joven, en un viaje de trabajo, mata a una persona, pero extrañamente nadie se hace eco del suceso. Entre el escepticismo y la incertidumbre, Andrés vadea como puede la situación. No es el único acontecimiento anómalo al que se tiene que enfrentar. Una visita al médico le confirma que sufre una enfermedad: confabulación. Cuando su cerebro no guarda recuerdos, los fabrica. ¿Cómo se vive cuando desconoces qué te ha ocurrido de verdad? ¿Hasta dónde puede llegar la vida inventada?

Mis impresiones

A Carlos del Amor lo conocí con El año sin verano, una novela en la que el autor nos hacía reflexionar sobre los secretos pueden esconder nuestros vecinos. Las personas que viven a nuestro lado y de las que, en muchas ocasiones, no sabemos nada. Un novela que me resultó muy agradable y de la que aún hoy guardo un buen recuerdo.

“Tuve tiempo de limpiar la sangre; tiempo suficiente para comprobar cómo el resplandeciente suelo de azulejo blanco había teñido de un rojo oscuro y denso diez minutos antes. Pero no lo hice. Recuerdo que pensé en que cuando éramos pequeños y teníamos que dibujar una herida en algún monigote que garabateábamos en la libreta siempre utilizábamos el rojo brillante, pero la sangre no es de ese color rojo de la infancia”

La novela comienza con un asesinato. Andrés Paraíso, el protagonista de esta historia, acaba de matar a su amigo Juan de una forma brutal. Cuando todo termina coge el avión que tenía previsto para viajar de Madrid a Barcelona, en donde tiene que ocuparse de algunos asuntos laborales. Andrés espera que en algún momento la policía vaya a buscarle (ha dejado suficientes rastros como para que se sepa con certeza que es él) o por lo menos que la prensa se haga eco de la noticia. Sin embargo nada de esto sucede y cuando regresa a Madrid se da cuenta de que ese acontecimiento solo ha existido en su cabeza.

La insólita situación, junto a algún que otro hecho preocupante, hace que Andrés visite al médico quien le confirma que padece una extraña enfermedad llamada confabulación. Cuando su cerebro no puede guardar recuerdos los crea. A partir de ese momento su vida se convierte en una completa incertidumbre. De los recuerdos que guarda en su mente es incapaz de discernir cuales son verdaderos y cuales una mentira. Pero ¿cómo se puede vivir así?

Confabulación es una novela difícil de catalogar en un género. A pesar de que inicialmente hay un asesinato no es una novela negra ni un thriller. Quizás lo más adecuado sería decir de ella que es una novela de suspense psicológico. Para mí ha sido una lectura en apariencia ligera y entretenida pero que te va llevando de la mano sobre una serie de reflexiones que me han gustado mucho. Carlos del Amor construye una historia que nos habla de los recuerdos y de cómo estos afectan a nuestro presente. Sin memoria uno no puede saber quién ha sido ni cuál ha sido la trayectoria de su vida. Es como perder la propia identidad ¿Cómo se puede vivir con la duda de si lo vivido es real o ficción? ¿Cómo puede uno fiarse de sí mismo cuando existe la certeza de una mente enferma?

Planteado así parece que el autor tira de imaginación para construir la que es su segunda novela. Sin embargo la idea sobre la que gira, según dice el propio autor, se basa en una enfermedad real de la mente que él tuvo conocimiento a través de un artículo en un periódico. Se trata del síndrome de Korsakoff. Las personas que lo padecen son incapaces de guardar ciertos recuerdos y para completar esa ausencia tienden a fabricar otros imaginarios. Pero ellos no son conscientes de que su mente está trabajado así por tanto no pueden distinguir que es real y que es ficticio. Al contrario de lo que sucede a Andrés conoceremos otros personajes que tienen diferentes problemas de memoria y lo manifiestan de otras formas. A mí este tipo de temas que tratan sobre la mente siempre me han fascinado. Es un mecanismo con un funcionamiento tan complejo que aún hoy la ciencia no ha logrado desentrañarlo por completo. Al mismo tiempo no hay evidenciás palpables como en una dolencia física lo que hace que se complique su estudio.

El protagonista es Andrés, un editor que está casado con Alejandra. Fue un niño con una infancia no muy feliz. Su padre desapareció muy pronto de su vida y fue el motivo por el que muchos de los niños se burlaran de el en el colegio. Así se convirtió en una persona solitaria y reservada que se refugiaba en los libros. Alejandra, su mujer, fue todo lo contrario. La chica más popular del instituto y con la que Andrés no acaba de creerse que está casado. Él mismo se dice que ella es demasiado para él. El personaje que está mejor dibujado es sin duda Andrés ya que al estar narrado en primera persona lo comprendemos muy bien. También hay una serie de secundarios que tienen diferentes pesos en la trama de la novela y en general todos son más bien funcionales. Como el escritor y amigo de Andrés Juan de las Heras o Laura, una mujer a quien conocerá y que ha perdido la capacidad de recordar desde un día en concreto.

Confabulación está narrada en primera persona y desde mi punto de vista es el enfoque más adecuado para la historia. Como el protagonista vivimos la historia en primera persona y no sabemos más de lo que sabe él. Y así Carlos del Amor nos transmite a la perfección la desorientación e inseguridad que siente el personaje. Sus dudas, sus miedos y esa lucha que emprende contra sí mismo y para conocer la verdad.

Como ya sucedió en El año sin verano está narrada de forma ligera y amena, con un lenguaje sencillo y directo que te hace que la novela parezca muy liviana. A veces tiene incluso un punto de sentido del humor. Y así nos lleva por otros temas tan dispares como las relaciones familiares y de pareja, el mundo editorial, la amistad, la forma en que dos personas viven el mismo acontecimiento o el rastro que vamos dejando de nuestras vidas en las redes sociales. Pero ¿Que ocurre con todo eso cuando dejamos de existir?

Conclusión

Confabulación es una de esas novelas que lees con mucho agrado, que resulta muy entretenida y que te atrapa dentro de sus páginas. A pesar de su tono narrativo, ligero y ameno, te hace reflexionar sobre muchas cosas. Para mí ha sido un tema muy interesante el que trata.

28 comentarios:

  1. Lo tengo, aunque aún no he tenido la oportunidad ni el tiempo de ponerme con él. Me quedo con tus impresiones generales
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Creo que esta vez lo dejaré pasar :)

    ResponderEliminar
  3. Me gustó muxho la anterior y está la tenía apuntada. Es la 1 reseña que leo y me ha encantado. A ver si me hago con ella.

    ResponderEliminar
  4. El anterior libro de este autor me gustó mucho y este me atrae bastante, así es que me lo apunto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Este no lo conocía pero por el momento no me atrae
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Lo tenía anotado y me dejas claro que iré a por él. No leí el anterior, pero este no quiero perdérmelo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. De momento lo dejo pasar, aunque el argumento tiene buena pinta y me resulta interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Pues me gusta lo que cuentas, me la apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me parece muy interesante... me pasa lo que a ti, que las novelas que hablan sobre la mente son fascinantes. Lo apuntaré... a ver si puedo llegar algún año a él, jeje. Un besazo

    ResponderEliminar
  10. No he leído nada del autor ni tampoco conocía este libro pero me gusta lo que cuentas así que lo apuntaré por si un año de estos tengo tiempo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Me podría gustar porque es un tema que pica pero no sé si me llama tanto como para hacerme con el
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Pues no he leído el anterior del autor, al final se me quedó atrás, pero esta novela casi me llama más y se me había pasado totalmente despaercibida, me la llevo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Eso me gusta, la sensación de no saber en qué género catalogarlo concretamente. Lo tengo, espero leerlo pronto. No he leído el año sin verano pero lo he vsto varias veces en la libre, pero me atrae mucho más este. Quizá si este me gusta, me anime a leerlo tb.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me pasa un poco como a Lesincele, que sí parece Ian historia amable y para leer fácil pero tampoco como para ponerla en inmediatos. Se queda un poco ahí por si surge.

    ResponderEliminar
  15. A mi El año sin verano también me gustó mucho y parece que esta tiene todas las papeletas para repetir. Curioso que en poco tiempo me disponga a leer dos novelas con un tema tan parecido cuando no es para nada habitual. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Pues no le había hecho yo mucho caso a este título a pesar de que el anterior me gustó mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pues me gusta el tema que trata, sobre todo tengo curiosidad por cómo aborda este tipo de demencia su autor. Si me lo cruzo lo leeré seguro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Vaya! Dicen que nunca te acostarás sin saber algo nuevo, y leyendo tu reseña no solo he conocido a un autor y novela nueva, sino una enfermedad que desconocía. Que aterrador! eso de que no sepas qué es realidad y qué no lo es. Uffs. Me gusta el tema de la novela y según comentas está bien tratado en la trama. Así que me lo apunto. Lo que no voy a poder es leerlo pronto porque tengo una laaarga lista de pendientes por leer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Me he agobiado metiéndome en la piel del personaje mientras leía tu reseña, desde luego la clasificaría (aun sin haberla leído) como thriller psicológico. Conocía el síndrome de Korsakoff pero tenía entendido que era propio de personas que abusan del alcohol, y nunca he oído que sea posible que lo sufra gente no alcohólica (mirando un poco por google parece que es muy raro). Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no es una enfermedad causada por el alcoholismo sino que se asocia a la deficiencia de vitamina B1. Puede que haya más razones por las que el cuerpo no la asimile. La información de Google hay que cribarla.

      Eliminar
  20. No sabía de esta enfermedad. Y tampoco conocía esta novela. Has conseguido picarme la curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa!
    Aunque se ve un libro bastante interesante lo voy a dejar pasar.
    gracias por la reseña!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  22. El anterior del autor me gustó, pero con muchos peros, no como para repetir. Este de momento, lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  23. No tenia conocimiento de esta novela y tiene muy buena pinta, me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  24. Tengo muchas ganas de conocer a Carlos del Amor como novelista, porque solo lo conozco como periodista, y no sé bien por cuál comenzar (quizás el que menos me llama es precisamente el primero que publicó, "La vida a veces". Veo que este en concreto te ha convencido así que sube posiciones :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  25. Estoy deseando leerlo, el anterior suyo me gustó muchísimo y me gusta lo que cuentas sobre este. Saludos :D

    ResponderEliminar
  26. No he leído nada de Carlos del Amor y parece que esta sería una buena ocasión.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  27. No he leído nada del autor y no se su este me llama lo bastante para ir a por el, sin embargo si me lo encuentro no lo descarto. Besinos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!