miércoles, 5 de abril de 2017

La rueda del olvido - Cari Ariño



Título: La rueda del olvido
Autora: Cari Ariño
Publicación: Ediciones B, marzo de 2017
Páginas: 296

La rueda del olvido es un emotivo relato cuyos protagonistas principales, Alicia y Bautista, buscan el equilibrio en sus vidas. El descubrimiento de un retrato en una novela de Isaac Asimov marcará el encuentro entre ellos.

A lo largo de sus páginas, el lector encontrará dos historias paralelas conectadas por el presente de Alicia, una joven que acaba de sufrir un profundo desengaño sentimental, y Bautista, un exiliado en Francia tras la guerra civil española que, contra su voluntad, rememora el pasado.

Como nexo entre ambos, un anarquista desaparecido, Biel y un amor en el horizonte, Julien.
El olvido y el dolor serán el cuchillo de hielo que apagará el fuego del amor.
Y la esperanza, una chispa remota que lucha por encender la llama.

Mis impresiones

El latido del tiempo, publicada en 2014, fue la primera novela de Cari Ariño y una de mis mejores lecturas del año siguiente. En ella se narraban las vicisitudes de tres mujeres de una misma familia que pertenecieron a tres generaciones diferentes. La rueda del olvido es su nuevo trabajo y ha optado por una temática diferente a la anterior.

Esta se desarrolla a través de dos líneas argumentales que transcurren de forma paralela. En el año 2005 Alicia es abandonada por su pareja cinco días antes de la boda. Ella que había abandonado sus sueños de convertirse en reportera fotográfica para llevar una vida más estable y convencional junto a Javier ahora se siente completamente abatida.  

Huyendo quizás de esos sentimientos que la dominan y con el afán de poner su cabeza y corazón en orden decide retomar un antiguo proyecto que siempre había tenido en mente. Barcelona la asfixia y emprende un viaje hacia Normandía para realizar un trabajo sobre el exilio español del treinta y nueve. Su abuelo materno había sido uno de aquellos hombres que habían muerto en Francia durante la Segunda Guerra Mundial. Allí contacta con Baptise, un anciano que salió de España tras la victoria de Franco aunque él tuvo más suerte y consiguió rehacer su vida. Sin embargo él no desea remover el pasado pero Alicia descubre en su casa descubre una antigua foto que guarda más información de lo que ella inicialmente piensa. Sin saberlo esa foto tiene mucho que ver con su abuelo Biel.

En La rueda del olvido nos vamos a encontrar una historia muy dura que nos habla de uno de los periodos históricos más difíciles y oscuros de nuestro país. La Guerra Civil que tantas víctimas se cobró y el exilio forzado al que se vieron sometidos muchos hombres y mujeres que por haber defendido una idea contraria al régimen ya no cabían en él. Algunos volvieron años más tarde y otros, sin embargo, decidieron emprender una nueva vida. Un tema que ya se ha tocado muchas veces pero que a mí personalmente me gusta recuperar de vez en cuando.

Es una novela con bastante peso histórico en el que Cari Ariño repasa lo ocurrido unos años antes de la guerra, lo que ocurrió durante y después. Y lo hace con rigor pero no os penséis que es una novela en que el conflicto en sí cobre protagonismo. Más bien nos lo va contando a través de las vivencias de sus personajes y bajo sus perspectivas. Sobre todo la de Biel, uno de los protagonistas de la historia. Una parte importante es lo que ocurrió una vez traspasada la frontera. Porque en Francia las cosas tampoco fueron fáciles. El país se vio sobrepasado por la cantidad de personas que buscaban refugio y construyó el campo de concentración de Argelés en donde encerraron a unas cien mil personas. Y ya podemos imaginar que la vida allí no fue precisamente fácil. No había recursos suficientes para atender a todos y muchos perdieron la vida.

Biel fue un niño marcado por la desgracia y con un carácter rebelde que se acució cuando perdió a su hermano gemelo en un desgraciado accidente, algo que trastocó a una humilde familia de campesinos. Él hizo lo posible para salir de allí y después de pasar un tiempo en Barcelona trabajando junto a su unos tíos que no tenían hijos propios se fue insertando en la política y se proclamó anarquista convencido algunos años después. Esta fue la razón que le hizo luchar, posicionarse en un bando que no ganó una guerra. Un personaje muy bien construido que prácticamente conocemos desde niño aunque en muchos momentos sus decisiones nos puedan causar desazón. Nos acostumbramos a personajes que siguen modelos de honradez y bondad y aunque podamos entender las razones de Biel para tomar las decisiones que hizo no llegamos a compartirlas. No me ha parecido un aspecto negativo. No necesito simpatizar con los personajes ni alabar sus decisiones para disfrutar con la historia. Pero si saber porqué.

Quizás con la historia tan dura que vivió Biel, los problemas de Alicia se van disolviendo y dejan de tener importancia. Porque ¿Quién no ha vivido alguna vez el desamor? ¿A quién no le han abandonado? Y como todos hemos hecho ella encontrará la forma de salir adelante e incluso volverá a experimentar de nuevo el amor a través de otro personaje que también aparece en la historia. Pero de esta figura ya no os hablo. La reservo para que vosotros la descubráis.

Cari Ariño me conquistó con su forma de narrar en El latido del tiempo. Y en La rueda del olvido también he podido apreciar ese estilo suyo tan personal. Con un narrador en tercera persona omnisciente y dos líneas argumentales que nos hacen viajar del presente (de la novela que es 2006) al pasado nos lleva por un relato narrado con muchísima agilidad, con emotividad y de forma atractiva. Son diferentes las subtramas que completan las principales y que enriquecen la historia.

Conclusión

La rueda del olvido nos habla de la reconciliación con el pasado, del perdón, de la lucha por los ideales y del sacrificio. Una novela de lectura muy amena, ágil y entretenida.









17 comentarios:

  1. No he leído aú nada de la autora y creo que tengo por ahí El latido del tiempo. Habrá que remediarlo :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Yo también creo que no hay que empatizar con todos los personajes. Pero está todo tan bien narrado que a los personajes los entiendes. A mi me ha encantado Y espero repetir 😉

    ResponderEliminar
  3. Me llamó cuando lo vi pero al final no creo que me anime a pesar de que está gustando bastante
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tengo el anterior pendiente y este me apetecía. Tú reseña me confirma que merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Si cae en mis manos la leeré, será mi primer contacto con la autora. Besos

    ResponderEliminar
  6. Este no me llama mucho, así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  7. Me apetece muchísimo este libro, yo creo que voy a buscarlo ya para leerlo en estas fiestas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me gustan las tramas a dos tiempos, así que me apunto este nuevo título de la autora.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. No he leído la autora, y me llaman esta y la anterior de ella :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Tampoco necesito simpatizar con los personajes para disfrutar con una historia. Lo que sí necesito es que no me resulten indiferentes. Y sobre todo, creérmelos. No me he estrenado con esta autora y veo que tengo que hacerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Me parece que tiene una trama muy interesante, seguro que la disfrutaría...pero más adelante que ahora tengo mucho pendiente ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Paso de puntillas porque la tengo pendiente y quiero leerla pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. No me convence, no tengo el cuerpo para guerras.

    ResponderEliminar
  14. Una buena opción para Sant Jordi. Besos

    ResponderEliminar
  15. Tengo pendiente leer a la autora, no sé si será con este o el anterior.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  16. Es mi lectura actual y de momento me está gustando también
    Besos

    ResponderEliminar
  17. LO acabo de terminar y me ha gustado aunque se me ha hecho un tanto pesada la parte guerrera y política y me ha faltado ahondar más en ciertas cuestiones personales, sobre todo al final

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!