jueves, 7 de enero de 2016

Los amores solitarios - Eshkol Nevo



Título: Los amores solitarios
Autor: Eshkol Nevo
Publicación: Duomo, septiembre de 2015
Páginas: 256

UNA BRILLANTE NOVELA DONDE EL AMOR APARECE EN EL LUGAR MÁS INESPERADO
Y UNA DECISIÓN BASTA PARA CAMBIAR EL RUMBO DE UNA VIDA.

La historia de Ben Zuck se detuvo el día en que decidió darle la espalda al amor de su vida. Tras prestar el servicio militar, el miedo a adoptar una decisión que podía cambiar su realidad lo empujó a dejar de lado a Ayelet y a convertirse en un hombre religioso dedicado a su nueva familia y a su trabajo como arquitecto. Pero un proyecto reciente le permite encontrar alivio a su pasión reprimida y darle cuerpo a una historia que nunca llegó a ser.

Su camino se cruza entonces con el de otros hombres cuya realidad también parece una burla del destino: Naim, un apasionado por las aves que dirige sus binoculares hacia el lugar equivocado y un grupo de inmigrantes rusos que intentan reinventarse en el lugar más inesperado. Una divertida novela que nos muestra cómo cualquier decisión, por mínima que parezca, puede marcar el rumbo de nuestras vidas.

Mis impresiones

Los amores solitarios me llegaron en forma de una de esas maravillosas sorpresas que de vez en cuando Duomo pone en mis manos. No la conocía en ese momento pero de la colección Nefelibata del sello he tenido la ocasión de leer grandes títulos que me han gustado mucho y para mí ya es una garantía. Además su título y portada me parecieron muy evocadores.
Podría esperarse que una historia como esa corriera de boca en boca, que se hablara de ella en los rellanos o en las alcobas, que se la describiera con toda clase de detalles de generación en generación, pero resulta que cuando ocurrió todo, y a pesar de que hubo testigos, testigos visuales, la gente no habló de ello ni en hebreo, ni en ruso ni en inglés americano; parecía que el corazón se les había cubierto con copos de tiempo, como si los minutos se hubieran amontonado sobre los segundos como si se tratara de nieve. De todos modos, nadie iba a creerles.
Los amores solitarios se desarrolla en un pueblo de Israel llamado Ciudad de los justos  a cuyo ayuntamiento llega una carta de un hombre llamado Jeremiah Meldestorm en la que ofrece un cuantioso donativo para que en el pueblo se construya un micvé (un baño ritual judío) con la única condición de que lleve un placa con el nombre de su difunta esposa.

En Ciudad de los Justos tendrán que decidir el lugar más apropiado para su construcción. Por cuestiones de urbanismo deciden ubicarla en una zona algo alejada del pueblo en donde viven un grupo de inmigrantes rusos que apenas se relacionan con los demás. La construcción del micvé se complica. Y los rusos, que desconocen por completo lo que es este tipo de alojamiento, creen que por fin alguien les tiene en cuenta y les están construyendo un centro social donde puedan tener momentos de ocio.

Ese es el punto de partida que da lugar a desarrollar las historia de sus diversos personajes. Los amores solitarios ha resultado ser una estupenda lectura, profundamente original y cargada de significado. Una novela en la que lo realmente importante son sus personajes y cuya temática principal gira en torno al amor sin ser una novela que pudiésemos clasificar dentro del género romántico. De pérdidas y reencuentros, de amores insatisfechos o la búsqueda de esa alma complementaria giran estas historias. Si bien desde su comienzo me llamo la atención la novela fue gustándome más y más a cada página que iba pasando. Al final el mensaje que nos quiere transmitir es que cada una de las decisiones que vamos tomando, por muy pequeñas que parezcan, son las que forjan nuestros caminos. Y que puede que nos hayamos equivocado y suframos sus consecuencias pero ¿existen las segundas oportunidades?

Como os decía antes, es completamente una novela de personajes los cuales son eje indiscutible alrededor del cual transcurre la historia. Tenemos a Ben Zuck, un exmilitar con un fuerte sentimiento de desarraigo que está insatisfecho en su matrimonio. Desempeña el cargo de ayudante personal del alcalde y se siente algo solo. De esta forma le viene a la memoria una mujer que le marcó y que fue el amor de su vida. Aunque ambos tuvieron que separarse. Danino es el alcalde de la ciudad, un hombre que sueña con encontrar a una compañera perfecta para él. También conocemos a Antón y Katia, una pareja de rusos que se han encontrado casi al final de su vida. Después de quedarse viudos se conocieron en un asilo y decidieron unirse. Daniel es el nieto de Katia y está descubriendo por primera vez el amor al quedarse prendado de una niña del colegio. Noam (o Naim) es un enamorado de las aves hasta que descubre que hay otras cosas que le interesan a parte de ellos.

Todos estos personajes tienen un pasado y un presente, pero sobre todo un futuro que anhelan y con el que esperan que de fin a su insatisfacción. Como su título hace referencia, nos vamos a encontrar amores solitarios porque hay veces que es un sentimiento íntimo y personal que se vive en soledad. Esos que a lo mejor nunca llegan a materializarse pero están ahí, latentes y vivos. Quizás la cobardía, el hecho de que llegue en el peor momento, quizás el tener otras responsabilidades, quizás no encontrar la persona perfecta o que está ni siquiera los corresponda. Sentimientos muy comunes a todos los que podemos observar a nuestro alrededor.

La historia se desarrolla en un pequeño pueblo ficticio de Israel al que el autor ha llamado Ciudad de los Justos. Allí hay tumbas de sabios a las cuales acuden sus habitantes para realizar sus peticiones como una peregrinación esperando que se cumplan los milagros. Pero más alejado del pueblo hay una zona, a la que llaman Siberia, en donde viven un grupo de inmigrantes rusos con los que nadie quiere relacionarse. Ellos no conocen el idioma y se sienten aislados en una tierra que no es la suya.

Los amores solitarios no es una novela por la que pasar rápidamente. Su lectura exige calma y que el lector atienda a los pequeños detalles para encontrar una historia que nos irá deparando diversas sensaciones, alegría y tristeza, con un toque de humor muy evidente que se crea con situaciones extravagantes o absurdas que uno en principio no se imagina pero que terminar por ocurrir. Con esto no quiero decir que sea una novela con la que reír a carcajadas sino de esas que te hacen sonreír por dentro. Si la historia comienza con la con construcción del micvé pronto nos daremos cuenta de que esta es solo la excusa para entrar poco a poco en la vida de sus personajes. Esto da lugar a que existan diferentes subtramas que se van entrelazando a lo largo de la novela.

Conclusión

Los amores solitarios es una novela original y diferente. Agridulce  y narrada con sentido del humor a pesar de ello. Una novela interesantísima que os recomiendo por su sutilidad y su delicadeza.

26 comentarios:

  1. A mí también me llegó de sorpresa y la verdad es que fue muy grata. Un libro que no nos cansamos de recomendar aunque haya pasado casi desapercibido. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. De este autor tenía pendiente La simetría de los deseos, así que me apuntaré para leer esta nueva novela suya. Gracias por tu recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  3. Esta la dejaré pasar porque no la disfrutaré mucho ahora mismo, quizás más adelante sí pero estoy en una época en las que necesito lecturas ágiles. Un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. Parece una historia interesante. No suelo leer este tipo de novelas, pero esta me llama la atención. Ya veremos...

    ResponderEliminar
  5. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  6. No la conocía pero podría gustarme, no me importaría leerla
    Besos

    ResponderEliminar
  7. En esta ocasión no termina de convencerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No me termina de atraer, pero gracias por la reseña.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  9. Leí de este autor La simetría de los deseos que fue un libro que me gustó mucho por los personajes precisamente y la manera de escribir pausada del autor. NO me importaría nada leer este libro :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  10. No me termina de convencer. Gracia por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pese a tu positiva reseña, no me atrae la novela.

    ResponderEliminar
  12. Es de esos libros en que no me fijo demasiado, pero que parece que pinta bien
    lo voy a apuntar a ver qué tal
    un beesito

    ResponderEliminar
  13. De amor pero no del género romántico me gusta. Me parece además un tema original. Apunto.

    ResponderEliminar
  14. Tiene muy buena pinta, aun así nunca he oído hablar de ella

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!

    No la conocía, pero tiene algunos puntos que encuentro interesantes, además de que por sí me gusta mucho el género, así que la tendré en la mira. Gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Leí la anterior novela del autor y fue una lectura muy especial como parece que es ésta.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo pendiente a Eshkol Nevo (tengo otras 2 novelas suyas) y este año seguro que cae. Esta novela me llama mucho.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    Me quedo con tu recomendación, tiene pinta de que me va a gustar.
    Por cierto, bonita reseña.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa!
    Este lo dejo pasar. Gracias por la reseña. Besotes

    ResponderEliminar
  20. Pues habrá que tenerlo en cuenta!

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. No sé si me siento muy tentada con el argumento la verdad. Lo dejo en el aire. Besos

    ResponderEliminar
  22. No termina de llamarme, lo dejo pasar

    ResponderEliminar
  23. Leí su anterior novela "La simetría de los deseos", y me gustó mucho. Y en la estantería ya me espera "Los amores solitarios" y espero disfrutarla igual que la primera.
    Gracias por tu reseña. Besos

    ResponderEliminar
  24. Describes una mezcla de los más interesante y tentadora.
    La tendré en cuenta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Me llama desde que la reseñó Eris. No me importaría leer esta novela.

    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!