jueves, 12 de febrero de 2015

Un millón de ruiseñores - Susan Straight



Título: Un millón de ruiseñores
Autora: Susan Straight
Publicación: Malpaso, noviembre de 2014
Páginas: 432

Moinette es una «hija del placer», el placer efímero que un caballero blanco captura en una africana sin derecho a elegir los empleos de su cuerpo. Moinette se asoma a la vida en una plantación de Luisiana donde los esclavos cosechan el azúcar que endulza los días de los hombres libres. Ella es una niña que observa, que estudia las conductas y aprende desde el oscuro rincón de los silenciados. Ni siquiera se le concede un adiós cuando a los 14 años cambia de amo y es separada de su madre. Ese drama la deja sola frente al horror de un sistema inmisericorde, pero también pone a prueba su carácter. Ya no hay resignación: la huida se convierte a partir de entonces en el único horizonte. Al fondo brilla la tenue e improbable llama de la libertad.

Mis impresiones

Hoy voy a empezar esta reseña por el lado más superficial comentando lo mucho que me ha gustado la edición de este libro. Malpaso se ha desmarcado de las líneas estéticas de publicación que se eligen actualmente y nos sorprende con el diseño de una portada muy sobria en dos colores (blanco y negro con una nota de color azul en la faja) y con los cantos tintados de color azul. Hacía muchísimos años que no encontraba un libro con las hojas coloreadas y me ha encantado el efecto visual.

En el interior, Un millón de ruiseñores es una novela muy dura que nos habla sobre la esclavitud de una forma tan cruda que impresiona. Se trata de un relato estremecedor que en primera persona explora la existencia vital de una joven que a pesar de no ser dueña de sí misma siempre ansió la libertad. Y no solo nos habla de esclavitud porque en esta novela también hay mucho amor y dolor.

Moinette es una joven esclava que vive en Azure, una plantación en Nueva Orleans en la que el color de la piel determina una forma de vida. Ella es mulata, producto de un noche en la que su madre fue un obsequio para el disfrute de un tratante de azúcar que visitó a los Bordelons, la familia de la que ambas son propiedad. A sus catorce años toda su vida transcurre en la hacienda de esta familia, el lugar donde trabaja, y mientras ayuda a su madre a lavar la ropa también observa el mundo con unos ojos llenos de curiosidad y ganas de aprender. Poco después, tras la muerte de la joven Céphaline a quien Moinette asistía, deja de ser útil y por ello es vendida, alejada del hogar que siempre ha conocido y separada de su madre sin ni siquiera tener la opción de despedirse de ella. En su mente solo se fija una idea, la de huir.

En la novela iremos conociendo poco a poco la vida de la protagonista siendo ella misma quien nos relate sus orígenes, la infancia y adolescencia hasta llegar a la vida adulta. La relación en el hombre blanco y su aberrante trato, el desprecio de los esclavos por el  mestizaje de su piel, los diferentes lugares a los que está obligada a adaptarse así como las sensaciones que todo ello le va aportando son las bases de este relato.

Moinette es un personaje que está construido con muchísimo fondo e intensidad. Un muchacha inteligente y despierta que absorbe y atesora todos los conocimientos a los que tiene acceso. A su padre no llegó a conocerlo y su madre se ha convertido en el eje alrededor del cual gira prácticamente todo su mundo. No es una muchacha muy locuaz, prefiere callar, observar y aprender. Marie-Thérèse es la madre de la joven y de la que nos despedimos pronto.  A pesar de ello se gana un espacio y su presencia sobrevuela toda la novela. De este personaje resalta las ansias de enseñar a su hija, de advertirle del dolor y los peligros del mundo en el que viven debido a su condición de esclavas y mujeres. Sus palabras siempre estarán muy presentes en la vida de Moinette.

Un millón de ruiseñores es una novela para leer detenidamente y sin ninguna prisa, apreciando cada uno de los matices y detalles que la historia contiene. Será Moinette, en primera persona, quien se encargue de darle voz a sus vivencias mostrando muchos detalles de su experiencia vital pero también permitiéndonos que nos asomemos a sus emociones o las sensaciones que le causa el mundo que le rodea. Además es un relato muy áspero y algo denso en sus formas. Este estilo consigue ambientar perfectamente la novela y ponernos dentro de la piel del personaje. Junto a esta característica el uso de una buena cantidad de palabras en francés (definidas en un glosario al final del libro)  exige una lectura pausada pero que no resulta difícil de comprender en exceso.  

Uno de los principales temas en que se centra la novela es la esclavitud. Ambientada en el estado de Luisiana (uno de los lugares donde más arraigada estaba) a principios del siglo XIX nos muestra perfectamente la terrible vida a la que los esclavos estaban sometidos. Sin tener la capacidad de decidir sobre sí mismos y a merced de un dueño que les consideraba poco más que una mercancía para comprar y vender. Personas que utilizan para trabajar y a las que poco hay que darles a cambio. Dependiendo del color de la piel y el grado de mestizaje tenían un valor económico asociado. Y si era el caso de mujeres además estremece la impunidad con la que podían ser usadas como objetos sexuales para manejar al antojo.

Pero Un millón de ruiseñores también nos habla de conciencia, dolor, de la fortaleza humana, de los sentimientos maternales, de aprendizaje y de libertad sin olvidarnos del amor. El pilar en la vida de Moinette es el amor hacia su madre pero tampoco hay nada que le produzca mas rechazo que la maternidad. De hecho cuando ella se convierte en madrel al principio no es capaz de amar a su hijo, no consigue establecer este vinculo familiar. Muchas esclavas saben de antemano que tarde o temprano serán separadas de sus familias y es un dolor al que la protagonista no quiere hacer frente.

Muy interesante también me ha parecido los sentimientos que Moinette muestra hacia la mujer blanca. No puede quererla pero tampoco siente odio hacia ella. Quizás sea porque en el fondo tampoco las culpa. Y es que al final Moinette ve que su color de piel es diferente pero también pasa por su cabeza que sus cuerpos son similares. Misma sangre y mismos órganos. Sin olvidar que una mujer blanca tampoco es dueña de sí misma en la época en que se desarrolla la historia. Destinada a servir al hombre a través del matrimonio en cierto modo también es esclava y su cuerpo también tiene un precio.

Conclusión

Un millón de ruiseñores es una novela capaz de remover a cualquier lector. Una historia durísima que toca temas muy delicados desde un punto de vista diferente. Una novela muy recomendable que puede dar muchísimo juego para analizar, comentar y debatir. 


36 comentarios:

  1. Apuntada queda aunque creo que es una novela para buscarle su momento,besotes

    ResponderEliminar
  2. No la conocía pero me ha llamado muchísimo la atención, buscaré el libro y el momento para leerlo con calma
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Creo que esta no me la llevo apuntada...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. No la conocía pero me la llevo apuntada. Gracias por la reseña!! :)

    ResponderEliminar
  5. He leído muy poco sobre el tema de la esclavitud, pero siempre me ha parecido muy interesante, y después de esta reseña todavía más.
    Ya veremos...

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Esta novela ni siquiera la conocía, pero por tu reseña creo que me puede llegar a gustar mucho. Estos temas sobre la esclavitud en Estados Unidos suelen llamar bastante mi atención. Lo dejo apuntado.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Buff, un libro duro nos presentas hoy, esta vez no me la llevaré porque no me apetece leer algo tan duro ahora mismo. No conocía el libro pero me gustan mucho tus conclusiones, sobre todo las del último párrafo. Buena reseña! Un saludo

    ResponderEliminar
  9. De momento no lo voy a colocar entre mis lecturas. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Este libro no me suena pero de momento lo dejaré pasar ^^

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Como te decía por Facebook, llevo desde diciembre con él y no consigo avanzar (y sé que no soy la única que anda en la misma situación). No termino de entender qué me pasa con él, porque la historia está bien y creo que está muy bien narrada, pero no consigo avanzar ni sacar ganas de leerlo. Coincido contigo en que la edición es una maravilla y que es una lectura (lo poco que he leído, unas 200 páginas) muy enriquecedora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. No me había fijado en este libro, pero con lo mucho que me gusta conocer historias de esta época, me la anoto. 1beso!

    ResponderEliminar
  13. No es el tipo de libro que me llama la atencion asi que lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Puff. En este caso me lo voy a pensar. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. El tema de la esclavitud no me llama nada de nada.

    ResponderEliminar
  16. Aunque no dudo que sea un buen libro, me parece demasiado duro para mi.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Me parecen muy curiosas las ediciones de Malpaso, el otro día me encontré con un libro con los cantos azules pero no recuerdo si era este. De todas formas no me termina de apetecer esta lectura, que parece buena pero demasiado densa. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Acabo de pasar por una lectura parecida así que de momento la dejo pasar que una no es de piedra y tampoco es plan de dejarse golpear todo el rato.

    ResponderEliminar
  19. Pues de vez en cuando me apetecen este tipo de historias más bien crudas, de las que calan y remueven, así que hoy me la llevo. Aunque trillado, el de esclavitud es uno de esos temas que casi siempre suelen funcionar conmigo.

    Es verdad que la portada es bastante atípica, llama la atención ;)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. A una novela tan completa siempre hay que darle un oportunidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Tomo buena nota de ella. La historia me recuerda, en cierto modo, a La cabaña del Tío Tom.

    ResponderEliminar
  22. Uf, si el tema es ya de por sí duro, que además se trate de forma cruda y directa es demasiado para mí. Ah, y no hay nada de superficial en fijarse en una buena edición; es algo de lo más importante ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Para un libro tan duro tengo que encontrar el momento y por ahora no me veo con él... Besos!

    ResponderEliminar
  24. La novela se me antoja durísima - como "Raíces" (¿se acuerda alguien de esta serie?). La portada atípica en España, en otros lugares no tanto - mira por ejemplo "Former People" de Douglas Smith (sobre la aristocracia rusa después de la revolución).
    besos

    ResponderEliminar
  25. cuando he visto tu reseña en facebook esta mañana he venido corriendo a ver la opinión, lo tengo en casa y empecé a leer unas páginas ¡y me costaba seguir el hilo!, a´si que vi que no era el momento, me confirmas cosas que ya me veía venir, lo pienso leer, cuando tenga la mente más calmada. Creo queme gustará por lo que comentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. No me sonaba de nada este libro. Y me has tentado por completo. Aunque tendré que buscar el momento idóneo para tanta dureza.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  27. Me la apunto porque ya cuando leí la sinopsis en su día me llamó... Buscaré el momento... Un beso!

    ResponderEliminar
  28. Hola guapa!
    Es un libro que me llama mucho, a pesar de ser tan crudo. Besotes

    ResponderEliminar
  29. Hola guapa!
    Es un libro que me llama mucho, a pesar de ser tan crudo. Besotes

    ResponderEliminar
  30. Este lo tengo apuntadísimo, he visto otras dos reseñas que lo ponían muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. La tengo en casa, así que me quedo con tus impresiones finales aunque aún no sé cuándo podré leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  32. La tengo en casa! Me da cosilla enfrentarme a ella por ser un libro como es, pero la leeré dentro de unos meses a ver qué tal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Justo perfecto para mí por todo lo que cuentas.

    ResponderEliminar
  34. Dura e impresionante, pero que merece la pena ser leída,
    besucus

    ResponderEliminar
  35. Me la llevo apuntada, pesar de la dureza

    ResponderEliminar
  36. AUnque ahora no es el momento porque necesito cosas más "ligeritas" me la anoto. Tarde o temparno los temas sociales me llaman.

    Bs.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!