viernes, 13 de julio de 2012

Nivaria - Óscar R. Arteaga


Mara es una veinteañera Palentina que se dirige a Marruecos para desarrollar una labor como reportera gráfica. Además de su maleta y sus efectos personales le acompañan unos recuerdos dolorosos de un pasado reciente que le ha tocado vivir.

Durante su viaje no podrá olvidar una historia de amor que ha removido lo más profundo de su ser dejándola sola, triste, decepcionada y herida. Incapaz de volver a confiar en nadie y con un halo de melancolía que envuelve todo su ser. Desde que aquello sucedió Mara tiene la certeza de que nunca más podrá confiar en el amor.

Todo comenzó cuando aceptó su primer trabajo como asistente de una fotógrafa importante en Tenerife.  Allí no solo encontró su primera experiencia laboral sino que conoció a personas maravillosas que marcarían su vida para siempre. Entre ellas alguien especial con quien le apetecía compartir su mundo.

Mi experiencia con la novela

“Nivaria” es una novela de amor pero también de desamor. Nos cuenta la historia de Mara, una chica muy joven que decide aceptar su primer trabajo en Tenerife bajo la tutela de una afamada fotógrafa afincada en la isla.

En su estancia allí trabajará mucho pero también tendrá tiempo de conocer y entablar amistad con las personas que tiene a su alredor. Además vivirá una historia de amor que terminará con ella en un tren rumbo a Marruecos, sola, aturdida y con unas heridas incapaces de curar.  En este nuevo destino Mara realizará una labor como reportera gráfica tomando testimonio de la rehabilitación de un barrio marginal de Rabat. Un trabajo que le hará reflexionar profundamente sobre su vida y su destino al producirse un hecho estremecedor.

Conoceremos a Mara, un personaje que bien podría ser de carne y hueso. Una mujer joven pero decidida que intenta apartarse a toda costa de una infancia que desea olvidar y un hogar familia del que siente que no pertenece. Su familia ha conseguido crear en ella un muro de indiferencia y frialdad ante los demás. Pero tras este muro se esconde un corazón que teme, sufre y tiene mucho miedo a ser herido. Tiene ese punto de valentía que le hace dejar todo atrás, liarse la manta a la cabeza e irse a otro lugar a trabajar pero a la vez duda, se cuestiona si no se habrá equivocado y piensa ¿Qué estoy haciendo?.

El argumento de la novela gira en torno a los sentimientos de Mara. A explorar su interior y hacernos participes de su vida. Pero en esta novela también hay amistad, admiración, celos, indiferencia, rencor, pasividad. Todo un conjunto de sentimientos muy comunes en todos los seres humanos.
Hay autores masculinos que no saben ponerse en la piel de una mujer y cuando intentan desarrollar las emociones y el interior de un personaje femenino no logran alcanzar la profundidad que el mismo requiere o comprender realmente sus inquietudes. Pero Óscar Arteaga ha sabido meterse perfectamente en la piel de Mara. Acercándose a los sentimientos y pensamientos de una mujer de forma muy acertada y construyendo un personaje que es muy real, cercano y con mucha vida.

Además de ser un personaje que está muy bien desarrollado es un personaje muy complejo. Tiene muchos matices y su estado de ánimo cambia con las situaciones que vive. Sabemos cómo actúa Mara, como se siente, su inseguridad, sus recelos y está tan bien explicada lo complicada que ha sido su vida, como ha influido esto en su personalidad conformando la mujer que es actualmente que no resulta difícil entenderla.

El resto de personajes son Yérai, William, Salim, Guayarmina, Jimena e Ignacio entre otros. Estos son secundarios pero llegaremos a conocerlos muy bien. Todos tenemos detrás una historia y Arteaga se ha encargado con mimo y esmero de que conozcamos la historia de todos y cada uno de sus personajes. Por tanto es fácil definirlos, situarlos y comprender muy bien las motivaciones de cada uno.


El estilo de Arteaga es muy musical y lírico. Muy delicado, muy sentimental. Incluso yo diría que rozando lo intimista. Tiene más importancia el estado emocional de los personajes que la trama en sí misma. De hecho tardaremos en conocer que realmente sucedió y que impulsó a Mara a huir. El vocabulario es selecto y elaborado pero la prosa es fluida y natural a la vez que cuida cada detalle.

La novela se estructura en capítulos cortos que intercalan la narración en tercera persona de su estancia en Tenerife, el pasado del que huye, y de la Marruecos, el presente que vive. En los primeros capítulos cuesta diferenciar a que tiempo se refiere el autor y situar la acción pero al avanzar en la novela este pequeño inconveniente queda resuelto porque la historia te arrastra y te invita a seguir leyendo.

Tanto la portada como el título me parecen muy sugerentes. Nivaria es un titulo imposible de relacionar con nada. La portada nos muestra a una chica que camina por la playa.  Y ambas no se comprenden hasta haber leído la novela tras lo cual cobran significado. Aunque si sentís curiosidad por saberlo tendréis que leer la novela porque yo no voy a desvelar nada.

Conclusión

Nivaria no es un alarde de originalidad pero es una obra que merece la pena leer porque es sincera, honesta y diferente. Una historia real como la vida misma con una protagonista que podría ser cualquiera de nosotras.

Es una historia para leer tranquilamente absorbiendo cada palabra y cada sentimiento con el que más de uno se verá identificado.

16 comentarios:

  1. Parece un buen libro para pasar un rato agradable... Ya lo tenía apuntado, sólo queda que le llegue su turno. 1beso!

    ResponderEliminar
  2. No la descarto, pero tampoco me ha llamado la atención en exceso. No sé, dejémoslo en 'quizás', jeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me llama bastante, pero tengo tanto pendiente...Me alegro de que lo hayas disfrutado, un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Las historias honestas, sencillas tienen mucho encanto. Le tengo ganas al libro...
    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Hace tiempo que quiero leerlo, hay tantos pendientes por leer que no he podido aún hacerle un hueco, pero tiene muy buena pinta
    besos

    ResponderEliminar
  6. También lo tengo en recamara para leer, me alegro de que lo recomiendes y que sea como dices. Besos

    ResponderEliminar
  7. En su momento lo tuve en cuenta ya que me llamaba mucho, y más siendo de Tenerife, pero después de leer varias reseñas terminé descartándalo.

    ResponderEliminar
  8. Tiene muy buena pinta :D pero no termina de convencerme, no sé...quizás más adelante cambie de opinión y le de una oportunidad, jeje quien sabe.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Casi todas las reseñas que he leído de este autor y de su primer trabajo son recomendables, salvo quizás una de alguien que decía que no entendía el libro, pero está claro que para gustos los colores. Tu reseña refuerza esa curiosidad por acercarme a su trabajo. Además me gusta el estilo que impregna a todo: su web, el booktrailer, las redes sociales...como dices, cercano, íntimo y fresco. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena reseña! Tengo el libro esperando en el lector, así que me das un empujoncito para su lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Si me pidieras que resaltara algo de la novela, sería precisamente su musicalidad (un estilo muy lírico). Sin embargo, coincido en que no es una novela que gana por su originalidad; creo que con su pluma tiene potencial para ir más allá. Besos

    ResponderEliminar
  12. No acaba de convencerme esta novela, creo que la dejaré pasar, tengo demasiado pendiente en este momento.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía aunque la trama me resulta muy familiar. es el típico libro que leería en una tarde entre lecturas, me lo llevo para cuando me encuentre en la situación. Gracias y un beso

    ResponderEliminar
  14. Hacía tiempo que no veía una reseña de Nivaria, un libro que gustó mucho en su momento. A ver si me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Si no tuviera tantos libros para leer, me leo este :)

    ResponderEliminar
  16. Hace unos días el autor me la envió en pdf, así que caerá en cualquier momento. Tengo curiosidad, la verdad.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!